Mafalda llegó a Armenia

Las tiras de “10 años de Mafalda”, el emblemático personaje del humorista gráfico Quino, llegó a Armenia con una edición especial traducida al armenio.

La traducción, que ya cuenta con más de 30 idiomas, estuvo a cargo de la periodista y traductora Alice Ter-Ghevondian, quien dialogó sobre el proyecto en una entrevista con el Diario Armenia: “Es sabido que la interpretación de los chistes y de las expresiones graciosas es lo más difícil en la traducción, además había que entender bien la realidad de la época en que fueron hechas las tiras”, contó, sobre la dificultad que encontró en su trabajo. De todas maneras, ella cree que “las tiras van a gustar mucho a los armenios, ya que Mafalda es universal”.

“Consulté con argentinos expresiones como ‘estás medio ñac’, ‘ya a esta altura, la dinamita, claro’, varios ‘la pucha, bruto, mecacho, bestia’… Hubo que cambiar por las expresiones diferentes correspondientes, ‘bestialidades de plata’… ¿Se dan cuenta, cuánto usan la palabra ‘bestia’?”, comentó la traductora.

Ter-Ghevondian contó también el proceso de traducción de los juegos de palabras: “‘Ese charquito sería para nosotros un Canal de la Mancha’, dice uno de los personajes, luego pasa un coche y los mancha. Cambié por el juego con las palabras ‘Mar Negro’ y el negro de la mancha propiamente. O ‘tengo mi propio pastito interior’, la parte correspondiente de la Biblia en armenio no iba a entenderse con estos dibujos, hubo que cambiar”.

Unos de los aspectos más interesantes, dice Ter-Ghevondian es que “Mafalda llama a su tortuga Burocracia y le ofrece ‘su lechuguita’ para alimentarse. En armenio lechuga se puede decir de dos maneras, marol y hazar. Hazar también significa ‘1000’, y también se puede entenderse como ‘1000 dram’, Así que en armenio resulta un doble juego: llamar a la Burocracia para ofrecerle lechuga/1000 dram”.