Botas y borceguies: Sobriedad y elegancia que caracterizan los diseños llegan la nuevas colecciones de calzado para este Otoño-Invierno 2012 a palermo Soho.

Líneas sencillas y puras en diseños, perfectos para ir cómoda a cualquierhora del día, a juzgar por los tacones, planos o bastante anchos. La propuestas se centra en botas y botines de tonos neutros super-combinables: Marrón oscuro, marrón claro, color camel y, por supuesto, el básico de nuestro fondo de armario, el negro.

La inspiración de las botas de caña alta se centra en las botas de montar a caballo, con hebillas y dobleces, suelas de cuero y puntas redondeadas que le dan un aspecto resistente y duro, sin dejar de ser femeninas. Mientras que los botines, siguen la moda del invierno pasado, se llevan a la altura del tobillo y con tacón grueso. Perfectos para llevar con pantalón, mini-falda o vestido.

Una propuesta muy apropiada para la mujer de hoy, que necesita sentirse a gusto con un calzado cómodo, moderno y de calidad. Una bota es un tipo de calzado que cubre el pie y parte del tobillo, y en ocasiones llega hasta la rodilla o la ingle, originalmente fueron diseñadas como calzado de trabajo. Existen infinidad de variedades según altura, color, material y estilo. La mayoría tiene un tacón, claramente diferenciado de la suela aunque estén ambos fabricados en el mismo material.

Las botas de lluvia suelen estar hechas de pieza sencilla, pero fuertemente cosida, de cuero, goma o hule para que sean impermeables y con esto se evita que penetre hasta el pie agua, barro o cualquier otro elemento que puediera salpicar. Existen botas de hule con diseños infantiles.

Existen también de este tipo varios modelos, según altura y material. Se conocen como botas de pescador aquellas fabricadas en goma y que son altas, llegando incluso hasta las inglés en los casos más exagerados.

Otro tipo de botas son de más robustas, destinadas a protegerse de terrenos escabroso o de peligros en el trabajo. Algunas botas tienen una finalidad concreta de protección: a un obrero del acero si pisara metal incandescente, a un químico de posibles exposiciones, etc. También las hay con aislamiento, hinchables y hasta para poder pasear por la Antártida.
Algunas botas como las conocidas Dr. Martens, fueron escogidas tanto por skinheads como punks para su vestimenta, o “Timberland” utilizados por fanáticos del rap o gente que tiene contacto con la naturaleza, y desde entonces han evolucionado con la moda, y se han convertido en una prenda femenina.

Las botas vaqueras originalmente son de trabajo. Aunque también pueden ser calzado de moda, especialmente hechas de pieles o cueros exóticos como la avestruz o serpiente. De los componentes que son de observarse en las botas vaqueras, es la punta puntiaguda, o semi puntiaguda, la cual puede o no llevar casquillo. Los tacones también son distintivos, pues éstos pueden llevar una inclinación interna, unas más pronunciada que otras; por ejemplo el tacón cubano.

Existen muchas formas y estilos de botas de mujer, el principal elemento diferenciador es el tipo de tacón que utilizan, puesto que existen desde las botas totalmente planas, hasta las de punta de varios centímetros.

Las botas femeninas se han asociado históricamente a las actividades equinas, sin embargo su uso se ha generalizado en todas las actividades de la mujer moderna, sin importar su cultura, ubicación geográfica o clase social.

Las botas de mujer de tacón alto son muy utilizadas. Existe todo tipo de precios para las botas femeninas, desde las imitaciones plásticas fabricadas en Asia hasta las de cuero legítimo con diseño de marca que pueden llegar a costar miles de dólares.

Los borceguíes
Los borceguíes modernos han sido concebidos para proveer una óptima combinación de agarre, estabilidad del tobillo, y protección al pie apropiada para terrenos agrestes. Tradicionalmente los borceguíes son fabricados de cuero tratado y endurecido, que a veces está impregnado de sustancias que repelen el agua. Hoy en día, numerosos borceguíes incorporan soluciones tecnológicas que inicialmente fueron desarrolladas para botas civiles de escalada, tales como paneles laterales de nylon Gore-Tex, que mejoran la ventilación y el confort. Existen modelos especiales para ciertos climas o condiciones del terrreno, tales como botas para la selva, botas para el desierto, y botas para climas fríos, como también para usos específicos, bota para operadores de tanque y botas de paracaidistas.

Temperaturas menores a los 15 grados centígrados empujaron a los vecinos a los locales del rubro indumentaria, para asegurarse la ropa de abrigo antes de que recrudezcan aún más las condiciones climáticas en la ciudad y en la región. La capital provincial arranca el fin de semana largo con un frío otoñal que obliga a abrir los roperos y sacar pulóveres, sacos y camperas para evitar los primeros resfríos.

Las vidrieras de los comercios invitan al menos a mirar, aunque los vendedores y vendedoras aseguran que las ventas crecieron en forma notoria esta semana debido a la baja sensación térmica.

Las opciones son múltiples. Hay sacos, camperas, sobretodos, pulóveres, de todas las calidades, formas y precios. Las tarifas comienzan en los 300 pesos –en escasos negocios céntricos, pero con frecuencia en las avenidas– para sacos de hilo y llegan a superar los 3500 en el caso de los tapados de gabardina o similares.

Según explicaron en locales de la Peatonal, la diferencia de valores entre la temporada 2011 y la actual ronda entre un 20 y un 30 por ciento de incremento, en la mayoría de las prendas.

En calzados, lo más requerido por adolescentes y jóvenes mujeres son los borcegos, que cuestan, como mínimo unos 500 pesos. En cuanto a las botas, el costo coincide con ese mínimo también.

Deja un comentario