Palermo Soho: jamás se aburre de sorprender.

Julio Cortázar situó varios de sus cuentos en Palermo y el barrio le devolvió la mano en 1994, cuando designó a la Plaza Serrano con el nombre del escritor. El lugar es el centro de Palermo Soho y un buen punto de partida para caminar por las calles y descubrir sus tiendas de ropa, de diseño, con cosas lindas para la casa. También hay galerías de arte, buenos restaurantes y bares. Algunos se mantienen por años, pero siempre hay novedades. Hay que ir a mirar y también a ser visto. Nuestro recorrido partió por la tienda Capital (Honduras 4958), donde tienen objetos entretenidos como mates de cerámica y silicona, termos floreados, y un montón de elementos decorativos, seleccionados por sus dueñas, Florencia Melamed y Jessica Musri. También hacen proyectos a medida con muebles personalizados. Un poco más allá está la tienda Miles Discos, que comparte local con la Papelera Palermo de Colección (Honduras 4912). La primera se especializa en discos raros e importados, sobre todo de jazz, rock, pop y por supuesto, tango. La segunda tiene libretas, cuadernos y otras piezas artesanales hechas con elementos de diseño de época, como estampillas o revistas. Están separados por temas: peronismo, fútbol, turismo de carretera, flores de Argentina y motivos infantiles. Al lado está Prometeo, con una buena selección de libros, que siempre resultan más baratos para los chilenos. Kabinett, en Gurruchaga 1744, es una concept store donde todo gira en torno al arte y el diseño, y que abrió en junio del año pasado. Funciona en un pasillo largo donde hay libros de diseño, arquitectura y cine, algo de ropa y música del sello “Estamos felices”. Hay objetos de los diseñadores Perfectos Dragones, del grupo Vaca Valiente, Pica Pau, Ailin Bisi, carteras de Abril… Una variada y cuidadosa selección. Elementos Argentinos partió en 2005, con la idea de rescatar técnicas tradicionales del hilado y telar, hechas por 120 tejedores de provincias del noroeste argentino, pero con diseño contemporáneo. Tienen en stock alfombras, cojines, pieceras, muchos en colores fuertes, así como algunos objetos decorativos. También se pueden mandar a hacer proyectos personalizados. Está en Gurruchaga 1881. Una idea simple dio origen a Fabro (Nicaragua 4677). En un galpón se agrupa el trabajo de un grupo de diseñadores que a partir de un contenedor de cartón creó varios objetos. Para hacer un banco o mesa de apoyo –que además sirve para guardar cosas– reemplazaron la tapa por madera, que va pintada o con aplicaciones gráficas. Resiste hasta 200 kilos de peso. Además tienen esculturas en madera reciclada, algunos libros de poesía y los sábados organizan ciclos de cine para niños. En la tienda La Mersa, en Nicaragua 4835, hay prácticamente de todo: gran variedad de lámparas, jaulas de fierro, y muebles de los años 30 a 70, que recuperan y retapizan, para darles una vuelta de tuerca a lo que ya no se usa, para volverlo a otra vida, así como elementos decorativos reciclados. La propuesta se complementa con obras de arte contemporáneo argentino. Paula Pietranera es arquitecta y la dueña de Urigami, una pequeña tienda donde sólo hay cosas realizadas en la técnica japonesa de plegado de papel, origami. Ella hace joyas –aros, prendedores– objetos decorativos y lámparas de papel encerado. Para dormir en el sector, es recomendable el Hotel Palermitano (Uriarte 1848), muy bien ubicado, a sólo cuatro cuadras de la Plaza Julio Cortázar. Diseñado por David Collins, tiene sólo 16 habitaciones. Ahí también funciona Sipán, un excelente restorán de comida peruana. Así es

You may also like...