¿Por qué sacarse el makeup antes de dormir?

Lee muy bien esta nota para cuidar al máximo tu piel. ¿Por qué sacarse el makeup antes de dormir?




¿Te pasa que llegado el momento de ir a dormir te dejás el maquillaje puesto?

Sabemos que es un proceso bastante molesto, pero aquí te contamos por qué debes evitar acostumbrarte a saltar este paso. Una de las mayores causas de las imperfecciones de la piel son los poros congestionados. Es clave que dejes respirar a tu piel durante la noche. También, al quitar el maquillaje, estás limpiando la piel de restos de make up poco saludables.

Si cuando te maquillás a la mañana sabés que a la noche te va a ser difícil tomarte el tiempo necesario, adelantate y elegí productos menos pesados para tu piel. Usá una base liviana, en crema. Así mantendrás tu piel más hidratada y, si un día no podés sacarte el make up, no será tan nocivo. Que quede claro, hablamos de ocasiones aisladas, es conveniente que lo tomes como costumbre. Quitarte el maquillaje lleva menos de 5 minutos y los resultados son muchísimo más beneficiosos.

Quitar en maquillaje antes de dormir ayuda a tener una piel joven

Este punto se da especialmente en la piel de los ojos. Es piel muy fina que, con presencia del maquillaje por muchas horas, se suele deshidratar. Esto lleva directamente a la formación de arrugas.

¿Querés algunos tips extra para cuidar la piel de tus ojos?

Tenemos un truco natural para renovar la piel de los ojos naturalmente: con saquitos de té. La cafeína presente en el té ayuda a descomprimir los vasos capilares que hacen que tus ojos se vean hinchados y cansados. También lucha contra la retención de líquido. También, para evitar la decoloración y manchas alrededor de los ojos, utilizá productos más claros que tu tono de piel (en ese sector). Funciona muy bien y permite que uses menos cantidades de maquillaje.

Por último, tenemos que recordar que el maquillaje en general está compuesto por químicos. Una exposición prolongada a estos componentes, si acostumbrás a dejarte el maquillaje puesto, puede provocar: irritación en la piel, arrugas, manchas y pozos.