Alzheimer: Aspectos claves para mejorar la convivencia con esta enfermedad.

Alzheimer: qué es, cómo incide y qué hacer para que sea más llevadero para el núcleo familiar.

Aspectos claves para mejorar la convivencia con esta enfermedad

El 21 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Alzheimer, instituido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo de concientizar a la población sobre esta patología. En nuestro país, esta enfermedad neurodegenerativa afecta a más de medio millón de personas, y este número aumenta año a año. Además de las consecuencias sobre el paciente que padece esta enfermedad, el núcleo familiar directo, amigos y seres queridos se ven afectados por los cambios que se van dando en la persona en las diferentes etapas. Por este motivo, la Facultad de Medicina de la Fundación Barceló, dedicada a la formación de profesionales en Ciencias de la Salud, nos brinda información sobre esta enfermedad y nos acercan consejos para mejorar la calidad de vida de pacientes y familiares que la padecen.

La clave del tratamiento

El Alzheimer es una enfermedad neurológica que tiene varias etapas y causa deterioro en la memoria, el comportamiento y el pensamiento. La misma suele ser más frecuente en las personas de más de 65 años, siendo relativamente extraña en personas menores a dicha edad.

Si bien esta enfermedad es irreversible de momento, existen aspectos claves en los tratamientos de estos pacientes que pueden mejorar enormemente la convivencia con esta enfermedad. Al respecto, el Dr. Miguel Pagano, Médico Neurólogo y director del Departamento de Neurociencias de Fundación Barceló, destaca dos puntos: la estimulación cognitiva y la actividad física.

· Estimulación cognitiva: consiste en plantear desafíos a las diferentes funciones mentales de los pacientes (memoria, resolución de problemas, juegos de naipes, ajedrez, dominó, etc); a través de “Talleres de Estimulación Cognitiva” o procedimientos similares. Es sabido que este tipo de estimulación tiende a aumentar las “reservas cognitivas”. Los niveles de desafíos a plantear dependerán del grado de deterioro que presente cada paciente en particular.

· Actividad física: los sujetos que hacen actividad física tienden a aumentar sus “reservas cognitivas” en comparación a aquellos que no la realizan. Este tipo de actividades debe regularse de acuerdo a las capacidades motoras de cada paciente y al chequeo cardiológico de rigor que todos deben realizar previamente.

Ayudarse en familia

Cabe destacar que cuando una persona padece Alzheimer, su núcleo más cercano también se ve afectado: es una enfermedad que requiere atención personalizada y cuidados específicos que expone a familiares y seres queridos a altos niveles de estrés. ¿Su consecuencia? Mayor incidencia de depresión y ansiedad, sumado al empobrecimiento de la calidad de vida para el círculo íntimo del paciente. Por esta razón, es necesario tomar ciertas medidas para reducir el impacto que el Alzheimer puede generar en el núcleo familiar. La Facultad de Medicina de Fundación Barceló nos comparte algunos consejos para que sea más llevadero:

· Informarse: es importante conocer los síntomas, la evolución de la enfermedad, entre otros aspectos. Para ello se debe consultar a los profesionales especializados que puedan brindar información y apoyo durante el proceso.

· Delegar tareas del cuidado: se debe evitar que recaiga el peso en una sola persona. Par ésto, se pueden establecer roles y tareas entre los familiares para que cada uno pueda aportar.

· Rutina: es clave planificar los días de la semana estableciendo una rutina y de esta manera mantener un orden. Servirá para que el paciente tenga horarios fijos y no se enfrente a cambios repentinos.

· Cuidarse: es fundamental incorporar actividad física, no perder el relacionamiento y la vida social. Asumir cuando se necesite ayuda y aceptarla.

· Grupo de apoyo: es aconsejable recurrir a un grupo de ayuda para compartir los sentimientos y relacionarse con personas que se encuentren en la misma situación, las cuales podrán brindar su apoyo y consejos.

Si bien la medicina tiene grandes avances, lamentablemente todavía no se ha encontrado la cura para el Alzheimer. Sin embargo, la convivencia con esta patología puede mejorar siguiendo los consejos que se brindan desde la Facultad de Medicina de Fundación Barceló, que apuntan a aspectos claves en el tratamiento con el paciente y a herramientas para todos aquellos que vivencian esta enfermedad de cerca.

Acerca de la Fundación Barceló

Con más de 50 años de trayectoria en la educación continua de profesionales del ámbito de la salud, la Fundación Barceló no sólo es sinónimo de conocimientos científicos y académicos, sino también una herramienta de transmisión de valores, orientado a la formación de profesionales comprometidos e involucrados con la problemática actual en el campo de la salud.

La ubicación estratégica de sus tres sedes: Buenos Aires, La Rioja y Santo Tomé (Corrientes), brinda una experiencia educativa única, en la que los alumnos pueden tomar contacto con diferentes realidades sociales y sanitarias así como conocer las particularidades del sistema de salud argentino.

Actualmente, la Fundación Barceló cuenta con carreras de grado y posgrado acreditadas por la CONEAU bajo exigentes estándares de calidad. Además de los cursos a distancia y extensión universitaria que, complementados con los convenios con hospitales, universidades y otras instituciones ofrecen una amplia y enriquecedora propuesta educativa para los futuros y actuales profesionales de la salud.

barcelo.edu.ar

Facebook: @fundacionbarcelo

Twitter: @fundbarcelo

Instagram: @fundbarcelo

You may also like...