Asado a primera vista.

Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

Si nunca te animaste y sos de los que miran desde lejos, esta vez te invitamos a que lo intentes. Hay algo de ceremonia fraternal en la preparaci贸n del asado.

No te dejes amilanar por la idea de que es una disciplina para experimentados. Hasta el mejor asador que conozcas tuvo su primera vez. La pr谩ctica ayuda, pero no la hay si no part铆s del inicio. Veamos los puntos esenciales para todo primerizo:

– Ponerle pasi贸n. El asado no es s贸lo proceso, es dedicaci贸n amorosa para que la cosa prospere. Hay una ceremonia involucrada en la cuesti贸n, de modo que hacerlo con ganas es el primer paso indispensable.

– No hay que aventurarse con cualquier corte, porque se trata de ir aprendiendo con el correr de los asados. Entonces optar por asado de tira delgado (el estilo banderita0, matambrito de cerdo o vac铆o en lonjas finas pueden ser buenas opciones.

– Prepar谩 la mise en place: es decir, todo aquello que vas a necesitar. Hacelo antes de comenzar para tener todo a mano: carb贸n, papel de diario, maderitas finas, f贸sforos, pala para mover las brasas, una pinza para trasladar las carnes. Es preferible evitar el tenedor para pinchar porque as铆 se conservan los jugos en la pieza.

– Para prender el fuego: bollos de papel, algunas maderitas finas, un poco de carb贸n. A medida que se enciende, se va colocando m谩s para darle aire y evitar que se ahogue el fuego. No hay que olvidar que para arder hace falta aire.

– Eleg铆 un buen proveedor. Alguien que se transforme en tu asesor y que honestamente te pueda orientar en los cortes mejores en el momento de tu compra, escuche tus necesidades o dudas y te pueda dar alg煤n tip personal a la hora de cocinar lo que te llev谩s.

Estancia Don Ram贸n prepara la propuesta m谩s campera inspirada en cortes de carne de pastura, chorizo y salchicha bomb贸n. La bandera se enarbola con el ojo de bife. Las presentaciones incluyen carne trozada fresca con una vida 煤til que se extiende hasta la semana. Sus carnes al vac铆o proveen se conservan hasta tres meses y llegan en versiones con o sin hueso. Siempre con la propuesta de imponer tecnolog铆a para ganar en terneza.