#beautygift: Regalá belleza en el día de la madre

¿Qué mejor que celebrar la belleza de mamá en su día? Te proponemos diferentes opciones de tratamientos no invasivos, de corta duración y con buenos resultados para que puedas elegir al momento de pensar en su regalo. Porque como dice el especialista, Dr. Néstor Vincent: “la idea es que el tratamiento estético no debe ser una práctica que se asocie al dolor, sino que junto con buenos resultados brinde además una experiencia placentera”. Aquí las opciones recomendadas por el profesional, para que sigamos diciendo siempre que ella es la más linda de todas.

Foto: Freepik.es

Estrías: Para muchas, sinónimo de ser madre, porque suelen aparecer con el embarazo y se convierten en marcas imborrables. En realidad se trata de pequeñas cicatrices producidas por la rotura del tejido conectivo debida a una falla en la conformación de fibras de colágeno y elastina, que se producen por diferentes causas, como subir o bajar de peso bruscamente, por trastornos hormonales, después del embarazo, por factores hereditarios, entre otras.

Es cierto que son difíciles de tratar, tal como señala el Dr. Vincent cuando afirma que: “Las soluciones mágicas no existen, lo que existe son tratamientos que no causan dolor, que brindan resultados realistas y pueden recuperar la piel al máximo dentro de las posibilidades de cada paciente”. Entre ellos está la radiofrecuencia bipolar fraccionada, e-Matrix. A diferencia de los tratamientos comunes y agresivos como el láser o el peeling químico, produce resultados reales con un tiempo de recuperación de apenas 12 hs. Actúa concentrando y dirigiendo calor hacia la dermis, donde incide de forma fraccionada, eliminando unas partes y dejando otras intactas. Es por eso que resulta mínimamente invasivo, porque la epidermis no se ve afectada y a su vez, ese calor fraccionado produce un efecto curativo en la capa interna de la piel, desencadenando la producción de colágeno natural (colagenesis). Dura entre 10 y 20 minutos según la zona a tratar y requiere de hasta 3 sesiones. Puede utilizarse en cualquier tipo de piel y tiene efectos inmediatos, que van mejorando a medida que se sintetiza el nuevo colágeno. La piel recupera el tono, empareja su textura volviéndose más uniforme y elástica. Es efectivo tanto para las estrías como para las manchas y marcas del acné, así como también para la corrección de arrugas leves.

Adiposidades localizadas: Mamás que entrenan pero están cansadas de ese “rollito” rebelde que no desaparece, madres que con el paso del tiempo ven aparecer adiposidades en zonas difíciles como la bananita subglútea, la papada, el área del bretel, la cara interior de las piernas y sobre la rodilla. Para todas ellas la solución es el sistema CoolSculpting, que utiliza el método de criolipólisis, un enfriamiento controlado que ataca y cristaliza las células de grasa, que luego serán eliminadas de manera natural por el propio cuerpo.

El especialista explica que “hoy es posible tratar adiposidades de pequeñas dimensiones como las que aparecen debajo del glúteo (llamada comúnmente bananita) con el nuevo cabezal de CoolSculpting, el CoolMini, especialmente diseñado para tratar esas zonas incómodas”.

Se trata de procedimiento más natural y menos cruento que los métodos convencionales como la lipoaspiración. No invasivo, prácticamente no produce molestias ni dolores y requiere una sesión de tan sólo 45 minutos por zona, la alternativa para evitar el quirófano y sus largos tiempos de recuperación.

Celulitis: La celulitis no discrimina, afecta por igual a casi todas las mujeres, madres o no. Eliminarla es complejo pero los nuevos tratamientos ponen la tecnología al servicio de la belleza. Se destaca entre ellos el sistema Cellulaze ya que ataca de manera rápida y efectiva los tres problemas estructurales básicos de la celulitis: adiposidad, “pocitos” y flacidez, utilizando un láser especial, con tres longitudes de ondas diferentes, que a la inversa de otros tratamientos, calienta el colágeno desde adentro hacia afuera.

Consiste en una sesión única de entre 40 y 60 minutos dependiendo de la zona a tratar y del grado de celulitis presente en cada caso. A través de una incisión milimétrica, se introduce una cánula que direcciona con gran eficacia el haz de luz láser, respetando la estructura interna de los tejidos, y contando además con un sensor termal que evita que el láser supere los 45°, garantizando la seguridad de todo el proceso. “El gran diferencial de este tratamiento es que no te permite provocar daño. Con una pequeña incisión te evitas una enorme cicatriz, y estás seguro de que el procedimiento no te daña. No se afectan los vasos, ni los nervios, no hay hematomas y para mayor seguridad del paciente, la cánula además de tener un sistema de control térmico, es completamente descartable”, explica Dr. Néstor Vincent, responsable de la Clínica Ciencia Estética Quirúrgica, pionero en incorporar el uso de Cellullaze en el nuestro país.

Se puede hacer en cualquier época del año, es indoloro, no produce hematomas, ni requiere tiempo de recuperación, solo vendaje de compresión durante dos semanas. Los resultados se aprecian al terminar la sesión y continúan su mejora en los días subsiguientes. Permite volver a la rutina diaria inmediatamente de realizado.

Asesoró:

Dr. Néstor Vincent, médico cirujano recibido en la Universidad de La Plata con más de treinta años de experiencia. Integró la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica entre 2002 y 2003. Es autor de 33 trabajos científicos en su especialidad. Recibió el premio Internacional de investigación en 1999 y el Premio Investigación con Mención Especial en el 34 Congreso Argentino de Cirugía Plástica. Fundó y dirige la Clínica Ciencia Estética Quirúrgica.

Este año presidió el 47° Congreso de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, de 9 al 12 de Mayo en el Hotel Panamericano de Buenos Aires. http://www.congresosacper2017.com.ar/

https://www.facebook.com/Ciencia.estetica.quirurgica.DrVincent/

You may also like...