Combinaciones que mejor evitar

Si bien la tendencia actual se inclina por un estilo ecléctico, buscando provocar con distintas combinaciones y trayendo a la actualidad piezas de otros tiempos, hay algunos parámetros que no deben romperse, pues al hacerlo se puede atentar contra la armonía estética del lugar.

Los estilos de muebles son muchos y muy variados, y a pesar de que cada uno de ellos guarde características distintas, todos poseen algo en común: corresponden a épocas específicas de la historia de la humanidad, pertenecen a artistas y esto explica el porqué de su valor. Todo esto varía de acuerdo a la época en la que fueron construidos.

Es muy normal que los muebles clásicos tomen el nombre del rey que estaba en ejercicio durante el período que fue construido. En la decoración actual, tienden a convivir un gran número de estilos diferentes, cada uno con sus características propias. Lo ideal es integrar adecuadamente y lograr el equilibrio entre muebles viejos y nuevos con sentido común, optando por los colores neutros en las paredes de las habitaciones y evitando los excesos.

Hay ciertos objetos y muebles que se rescatan de generaciones anteriores pues tienen un valor entrañable. En esos casos se recomienda que se luzcan tal como están, ya que su encanto radica precisamente en su historia y en su edad, no es aconsejable disimular sus años. Sí se los puede restaurar dándole un nuevo lustre o retapizándolos, pero de ninguna manera quitarles su identidad.

Otro ítem importante es conservar, a la hora de decorar, una idea rectora general de toda la casa. Esta, luego, debe adaptarse a cada espacio según quien lo habite. Si cada habitación tiene su estilo se vuelve un poco desordenado todo el hogar. Del mismo modo, los accesorios deben acompañar al movimiento elegido. Los almohadones, las cortinas y los objetos tienen que dialogar con el clima deseado.

Por último, si se desea incorporar piezas de arte, hay que recordar que hoy es posible colocar cuadros clásicos incluso en ambientaciones modernas. Así como el eclecticismo llegó a la decoración, del mismo modo incorporó a la pintura y la escultura.

Por Eleonora Mendoza Morist, arquitecta del equipo de Fontenla, (www.fontenla-furniture.com).

You may also like...