¿Cómo lavar un soutien?

Por Maru Arabéhèty, creadora de Elle Van Tok (ellevantok.com.ar)

Muchas veces es un gran interrogante, y no sólo para las jovencitas. Por eso, es importante saber cómo lavar los sostenes correctamente, pues así nos aseguramos que guarden su forma, que no se dañen y poder usarlos más tiempo.
Lavar los sostenes a mano es la forma más segura, pero a veces no es posible y debes usar la lavadora. Si se elige esta última manera, hay que elegir las estructuras en forma de pelota que permiten colocar los sostenes protegiendo sus aros. Consejo: colocarlo con los broches enganchados para que no se enganchen en otras ropas o en el tambor del lavarropas.
En cambio, si lo lavamos a mano hay que seguir otros pasos. Primero hay que dejarlo en agua tibia con un poco de detergente suave. Es mejor usar detergente sin alcohol diseñado especialmente para lavar la ropa a mano. Antes de sumergirlo, generar espuma para luego colocarlo. Podés colocar más de un corpiño si son de colores similares.
Dejá que los sostenes reposen en el agua con jabón de 10 a 15 minutos. Esto permitirá que el detergente disuelva cualquier aceite o suciedad. Si los sostenes están muy sucios, déjalos en el agua durante una hora. Antes de enjuagarlos, es posible frotar suavemente sus telas para ayudar a que se desprenda la suciedad. Para enjuagarlo, hacerlo con agua limpia y abundante. Si los sostenes están muy sucios, repetir el lavado con agua jabonosa y enjuagar.
Para secarlos, presionarlos entre dos toallas para eliminar la humedad. No hay que exprimirlos o retorcerlos. Antes de colgarlo, dale forma a la copa al sostén. Lo mejor es que se seque al aire libre. Para colgarlo, no hay que hacerlo de los breteles pues se estiran, hay que colgarlo por el centro.
Cuidados
• No es necesario lavar el sostén todos los días, podés usarlos dos o tres veces antes de limpiarlo.
• Recordá aumentar los cuidados al lavar los corpiños con aro. Estos siempre es mejor lavarlos a mano, sobre todo los que son de telas delicadas.
• Para los corpiños sin aros o deportivos, es más fácil lavarlos en lavarropas, pero no olvides usar una bolsa de malla. Si no tenés, podés reemplazarla con una funda de almohada.
• Si el sostén tiene push up, no confíes en el secarropas, chequeá bien que esté seco antes de ponértelo.

You may also like...