Cuando el curador tiene quien le escribe

Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

Un refinado menú toscano preparado con ingredientes locales frescos que le ofrece la chef Niccola Chiappi, combinado con una selección de vinos cuidadosamente curados.

Una calle poco transitada. Un pequeño sitio. Un cartel tentador. Un espíritu joven. Una wall wine esperando para ser recorrida. La Osteria dell’Enoteca a pasos del centro de Florencia, en Italia, tiene una selección de vinos cuidadosamente curada por los cuatro propietarios. Siguiendo los pasos de la Enoteca, presenta una gama de propuestas de los productores italianos tradicionales, principalmente aquellos que optan por una oferta pequeña, de botellas que ellos mismos disfrutarían. A diferencia de tener una carta de vinos escrita tradicional, prefieren una conversación más íntima con cada uno de los visitantes. Lo acompañan a su Wine Wall, donde pueden hablar sobre las preferencias y ayudarlo a seleccionar la botella perfecta.
Osteria dell’Enoteca es la combinación entre el equipo de Enoteca Pitti Gola y Cantina. Edoardo Fioravanti, Manuele Giovanelli, Lorenzo Ricci y Zeno Fioravanti son los orgullosos dueños de este proyecto. Con la asistencia de Shannon Fioravanti, soñaron con abrir el tipo de lugar que se puede buscar como un sitio con detalle. El Osteria ofrece platos italianos tradicionales acompañados de vinos italianos tradicionales en un ambiente cómodo y refinado.

Osteria o restaurante
El ocio, el servicio, el medio ambiente y la cultura… Esta es una verdadera osteria, de estilo moderno pero que puede usar este nombre con toda razón. Están en Florencia, a un paso del palacio Pitti donde se encuentra la Enoteca Pitti Gola y la Cantina, que también es propietaria de la Osteria.
El ambiente sigue siendo el mismo: de carácter, cuidado y capaz de recibir con un cálido abrazo desde que se cruzó el umbral. El personal es el caballo de batalla: joven, sonriente, servicial, amable, pero nunca intrusivo, capaz y atento. El menú mira a la Toscana, con una búsqueda de materias primas interesantes y platos sencillos. Hay un sommelier bueno y preparado para que los invitados que se encuentran frente a la bodega pregunten. La cudaduría contiene algunas etiquetas cuidadosamente seleccionadas, que guían para elegir entre lo mejor.
Un cambio radical de enfoque, una cocina que está mucho más vinculada a la tradición, de sustancia real, con un amplio espacio a la parrilla, donde se ofrecen cada mes bistecs de diferentes tipos. Nicola Chiappi supervisa todo en la cocina. Es una verdadera trattoria.
Algunas de sus propuestas son originales e imperdibles. Para el antipasto Un sabroso Flan de cebollas con crema de queso y un huevo escalfado servido en una crema de queso Pecorino y cubierto con un hongo de temporada. Para los primeros platos una sopa de papas y estofado, pulpo picante y ravioles rellenos de calabaza y cubiertos con avellanas y queso de cabra envejecido. Es difícil elegir entre los platos de fondo. La tripa florentina gratinada es un plato tradicional. El jabalí estofado servido con polenta a la parrilla es un desafío. El asado al horno, salchicha de cerdo rellena de codorniz es impagable.
En el contexto de una cocina regional tradicionalmente basada en ingredientes simples como verduras de temporada, cereales, legumbres y pescado azul en la costa, el bistec es una excepción a la regla. El De Osteria es una opción rica en sabor y de profunda riqueza en la preparación.
Debe quedar lugar para el postre. Sin dudas el Tiramisú de Cantuccini al Vinsanto se lleva aplausos.
Una experiencia sublime, lejos del turismo tradicional, entre las mejores mesas de la Toscana.

You may also like...