Decoración de invierno, lo que se viene

Por Jimena Caprile y Angie Bradley socias de Olivia D (www.oliviad.com.ar).

Llegó el invierno y la paleta de colores ya marca el cambio de temporada. Así, empiezan a ganar protagonismo tonos como los neutros (gris, crudo, negro) que son la base sobre la que luego se combinan otros como los pasteles (rosa o verde musgo, azules opacos). Pero, sin dudas, los más buscados este año son el mostaza y el marsala.

En cuanto a los accesorios, las mantas son la clave. Pueden ser de corderito, de lana, de hilo de algodón para el pie de cama y más. Estos textiles, a su vez, se complementan con las alfombras –infaltables esta temporada–. Se las puede ver con diseños geométricos, líneas en zigzag o rectas, y también las más tradicionales tipo kilims.

Si hablamos de muebles, este invierno trae estructuras de hierro, con líneas livianas y simples, con toque medio frío. En los ambientes se ve mucho el uso del cobre para mesas ratonas o en los pies de las lámparas. También acá se ven las formas geométricas, como las bases cilíndricas o hexagonales, que son pesadas y tienen una gran presencia en los espacios.

Para dar calidez a los ambientes se recurre mucho a los baúles y vuelven con fuerza las superficies espejadas, a veces con formatos distintos, con texturas o añejadas.

La idea de este año es poder combinar lo pesado con lo liviano, y en cuanto a tamaños se busca un equilibrio entre lo maxi y lo mini. Así, los sillones siguen siendo amplios pero se está usando una medida bastante estándar. En éstos, la comodidad sigue siendo lo principal, con las líneas modernas, pero cómodas y amplias. En cuanto a tapizados, el lino va para todo el año, y en invierno se complementa con terciopelo o pana para los almohadones.

Por último, los muebles de madera son un clásico. Para los días fríos se usa la madera de petiribí, que es muy invernal, mezclada con hierro.