El amante de los caballos. en El camarín de las musas (Mario bravo 960)

EL AMANTE DE LOS CABALLOS

Unipersonal de Ana Scannapieco dirigido por Lisandro Penelas

Una mujer atraviesa la enfermedad y muerte de su padre. Mientras recuerda su historia y la de su familia, intenta reconstruir el hilo que la une a sus antepasados, a ese mundo de los bailarines y los borrachos, de los jugadores y amantes de los caballos.

A través de su relato -colmado de recuerdos, imágenes y episodios enigmáticos de la vida de su abuelo, su papá y ella misma- va descubriendo una manera íntima y particular de despedirse de su padre. Y finalmente, de encontrarse a sí misma.

Actúa: Ana Scannapieco

Música original: Hernán Crespo

Diseño de vestuario y escenografía: Gonzalo Córdoba Estévez

Diseño de iluminación: Soledad Ianni

Fotografía: Ariel González Amer

Diseño gráfico: Martín Speroni

Asesoramiento coreográfico: Sabrina Camino

Producción ejecutiva: Cecilia Santos

Asistencia de dirección: Julieta Timossi y Ricardo Vallarino

Adaptación y dirección: Lisandro Penelas

Este espectáculo es una producción de Moscú Teatro Escuela

Reestreno quinta temporada: domingo 14 de abril 2019

Funciones: domingos 17.30 hs.

Duración: 45 minutos.

El Camarín de las Musas

Mario Bravo 960. Reservas: 4862-0655.

http://www.elcamarindelasmusas.com/

Entradas: $ 350 y $ 280 (jubilados con acreditación)

Menores de 30 años presentando DNI 50% de descuento

2×1 Club La Nación con cupo

Premios y funciones especiales:

– Festival de Teatro en Larroque, Entre Ríos, marzo 2018

– Fiesta Nacional del Teatro del INT región CABA 2016

– Premio Sobre Bue 2015 en el rubro Mejor actriz en unipersonal

– Ciclo Estrógenas de unipersonales femeninos en el Centro Cultural Kirchner 2015, seleccionada por Mauricio Kartun.

– Espectáculo de estudio cátedra Introducción a la Comprensión de las Artes Combinadas y Artes Performáticas de la UADE

– Una temporada en Barcelona en 2018

Dijo la prensa argentina:

Identidades a caballo

“El amante de los caballos parte del cuento original de la norteamericana Tess Gallager y alcanza una fusión de identidades donde paisana, gaucho, jinete y caballo traspasan la forma humana y el corazón de los espectadores. Todo esto sucede, en menos de una hora estremecedora y mágica, en un pequeñísimo establo montado en la sala del escueto teatro Moscú.”

Paula Jiménez España, SOY, Página 12

https://www.pagina12.com.ar/68913-identidades-a-caballo

El poder lúdico de los recuerdos de la infancia

MUY BUENA “Ana Scannapieco y el director Lisandro Penelas hacen un trabajo grandioso; se ponen uno al servicio del otro para arrojar la mejor de las opciones. Una dirección cuidada que está en todos los detalles y una actuación majestuosa que responde a la perfección.”

Jazmín Carbonell, La Nación

http://www.lanacion.com.ar/1809086-el-poder-ludico-de-los-recuerdos-de-la-infancia

“La dirección funciona como un sutil mecanismo de relojería, capaz de dibujar los movimientos, los susurros -elemento clave en la pieza- para trazar una suerte de coreografía actoral, donde cada gesto que Scannapieco entrega con maestría comulga con la belleza de la dramaturgia. La pregunta de cuándo una despedida vital puede transformarse en el encuentro consigo mismo insiste a lo largo de una trama amable, con momentos de humor absurdo y tierno. Scannapieco entrega un trabajo maravilloso, atravesado por los distintos colores que hacen a las muertes y epifanías cotidianas y se mueve con la destreza de una bailarina, por momentos frágil, en ocasiones pícara y, en otros, todopoderosa. La geografía de breves secretos y anécdotas cotidianas que parecen susurradas en los pasillos de la casa donde fue escrita la obra se prestan para la intimidad generada por el pequeño espacio de la sala, casi un living de una casita donde se hace teatro.”

Laura Ferré, Télam

http://www.telam.com.ar/notas/201506/109532-moscu-teatro-sala.html

Los murmullos

En El amante de los caballos, de Lisandro Panelas, el pasado es un soplo que derriba el código temeroso de la normalidad. Lo que estalla sucede en el estremecimiento del público al que Ana Scannapieco delinea y cautiva con su voz inteligente y precisa. En los textos de Tess Gallagher que Lisandro Panelas adapta al teatro hay algo de lo impuro que se recupera para romper una normalidad temerosa. Scannapieco logra acercarse a su personaje con una cautela luminosa, como si al principio quisiera mostrarlo en una narración que se parece bastante a un contar despojado de la actuación, con una naturalidad exacta y afable que sólo se quiebra en esa dramaturgia muda que enreda cada vez que mueve los labios para invocar el murmullo. Pero después la actuación se convierte en un territorio poblado de invenciones, donde cada criatura atrapada en su monólogo aparece con una nitidez de película y ella esgrime una emoción tan sutil como arrasadora.

Alejandra Varela, Las 12, Página 12

https://www.pagina12.com.ar/123263-los-murmullos

“Ana Scannapieco (una actriz a la que no hay que perderle pisada) encarna a este personaje tan particular y cargado de poesía. No es de extrañar que el director Lisandro Penelas haya construido la dramaturgia a partir de textos de la escritora y poeta norteamericana Tess Gallagher. Es que esta propuesta es de una enorme poesía. Evoca, hace viajar, imaginar, sentir y hasta oler la atmósfera que se propone en el relato de esta mujer que decide revisitar su pasado. La sala de Moscú Teatro se viste de campo, en sus pisos hay paja repartida, el olor a establo penetra en todo el público para poder viajar, directo. Ella traerá al presente recuerdos: un abuelo susurrador de caballos, el juego, el alcohol. Aquí hay magia.”

Jazmín Carbonell, Infobae

www.infobae.com/cultura/2017/11/02/teatroinfobae-5-unipersonales-imperdibles/

“El amante de los caballos es un espectáculo de una gran belleza. Ana Scannapieco es una actriz consumada, capaz de tocar al espectador en sus fibras más íntimas. Dirigida por Lisandro Penelas, Scannapieco se interna en los textos de Tess Gallagher con magia y admirable talento y consigue conmover al espectador y transportarlo a un mundo mágico y emotivo.”

Osvaldo Quiroga

“Excelente trabajo de Ana Scannapieco bajo la impecable dirección de Lisandro Penelas”

Enrique Avogadro

“La actuación de Ana Scannapieco es belleza pura. Nos cuenta mirándonos unoa uno a los ojos. Sus ojos que se llenan de lágrimas al final con entrega profunda y hasta queres meterte en la obra a abrazarla.”

Gabriela Radice

“Muy buen espectáculo. Muy buena actuación de Ana Scannapieco, el trabajo con el cuerpo, su relajación para contar, muy bien dirigido. Me hizo viajar a los campos de mi infancia.”

Mauricio Dayub

“El amante de los caballos, una pequeña maravilla del teatro Moscú. Vayan, quedan pocas funciones. Quisiera tener 30 y ser amiga de ellos.”

Muriel Santa Ana

“Salí con un nudo de emoción al que (como los labios mudos de esa actriz extraordinaria) no pude y creo que no puedo terminar de ponerle palabras. Por ahora, esto… La obra toca algo muy grande, esa intuición de inmensidad que en algún momento la muchacha dice que es la muerte en la que su padre está por entrar pero que también es la vida, la conexión vital y poderosa con el deseo. Tengo la imagen del cabello bellísimo derramado sobre la batea de agua como la crin de una yegua y no sé por qué me digo que en cosas así bulle la vida. En fin, delirios. La obra me pegó mucho. Ana Scannapieco y a Lisandro Penelas que han creado algo medular, que les agradezco.”

Elsa Drucaroff

“Precioso texto poético de mucho poder evocador y gran laburo de la actriz, tan afinada, desprovista de cualquier subrayado, de una economía esencial!”

Moira Soto

“La sala es pequeña; la actriz, Ana Scannapieco, lo da todo, y es inmensa.
En el escenario ínfimo cabe un caballo que cabalga el personaje en la memoria del gesto y cabe también el universo que Tess Gallagher narró en su cuento y que Lisandro Penelas adaptó con esa hondura. Ricardo Vallarino y todos pulen la gema cada noche. Hay poesía en esta obra, es preciosa.”

Ángela Pradelli

“La precisión del director y la acertada elección del espacio se potencia con el oficio y la sensibilidad de Anna, quien efectivamente (re)crea el texto, al otorgarle su propio ritmo, dosificarlo con adecuados silencios, visualizar lugares a partir de su encuentro con los objetos, transitar diferentes etapas del tiempo desde su voz, y enriquecer la historia con sus desplazamientos circulares que conducen a un espacio al mismo tiempo, local y mítico. Este unipersonal vuelve a plantear un interrogante: ¿contar es sólo “decir una historia imaginaria para divertir”? El contar de Scannapieco /Penelas es mucho más: implica pensar, imaginar, rememorar, “crear mundos, vínculos, deseos, esperanzas”[2], y combina equilibradamente la memoria concebida a partir de la emoción con la reminiscencia evocada a través de la razón. Esas son algunas de las razones por las que considero a este un espectáculo modélico.”

Perla Zayas de Lima, Goenescena

http://goenescena.blogspot.com.ar/2017/08/anna-scannapieco-protagoniza-el-amante.html

“Todo está en su lugar, con una precisión quirúrgica para el desarrollo exacto de una puesta de calidad. El devenir de los hechos es de un dinamismo digno de elogio. Sin prisa pero sin pausa, la puesta se desarrolla con armonía, en el marco de una historia atrapante. Unipersonal femenino de poética con sensibilidad a flor de piel, crea imágenes diversas a todo aquél que vaya con el corazón y la mente abierta. A esta altura, huelga decir algunas palabras de la excelente actuación de Ana Scannapieco. Su despliegue físico es preciso, al igual que esos silencios en los que parece que el tiempo se detiene con el fin de contemplar su actuación. Pero será en esos instantes donde todo confluye en pos de la puesta. Un gesto, una mirada, un cambio de postura hace que todo vuelva a cambiar pero siempre dentro de un espacio que baila a su ritmo. Cada uno de sus movimientos está cálidamente calculado para que el rompecabezas que plantea la puesta sea una combinación de misterio y poesía matizada con un clima oníricamente atrapante.”

Daniel Gaguine, Elixir revista del Baco Club

“La adaptación que Lisandro Penelas hizo de un texto de la escritora estadounidense Tess Gallagher, y también su dirección, es clave para que las historias de dos hombres, consideradas por la sociedad como oscuras y venales, se transformen desde la mirada de una mujer que los ama y añora, en esenciales para llegar a la felicidad.”

Revista Sudestada

“La actriz, Ana Scannapieco, logra con maestría atravesar las palabras para introducirnos como espectadores en la tensión de sensaciones que nos producen sus movimientos animalizados, su susurro equino, sus maneras de atravesar el espacio, y la fuerza, de a través de una gestualidad estudiada.”

Luna Teatral

El Amante de los Caballos Adaptación de Lisandro Penelas

“Ana Scannapieco, libera su voz susurrando al corazón del espectador en un clima intimista creado por el director Lisandro Penelas. El amante de los caballos relato de Tess Gallagher.”

Sergio Gusenko

“El íntimo, minimalista, fluido, simpático, y no menos interesante trabajo de Penelas-Scannapieco seduce como el susurro al oído del enamorado amante. Es un cuento rico, donde nos propone esa curiosa relación del abuelo que encanta equinos con palabras que solo las dos partes (abuelo y caballos) comprenden. Y el susurro del abuelo, simbiotizado en la nieta, nos inquieta por su condición de enigmática, mágica, inaudible, secreta comunicación”

Michelangelo Tarditti, Desde el pie y De Norte a Sur

“El amante de los caballos es un unipersonal excelente que rescata aquellos valores esenciales de un hombre que amó a sus animales y que vivió la vida como quiso sin sentir la necesidad de fingir una postura ante alguien o de dar explicaciones sobre su accionar. Una verdadera joyita del teatro que indaga sobre lo moralmente correcto o incorrecto…”

Sabor a Teatro

Relatos de una hija de campo y sus fantásticos antepasados

“El amante de los caballos fue la primera obra programada por el Moscú Teatro allá por el 2015. Tal fue el éxito de la obra, que el teatro ubicado en Villa Crespo continúa haciendo funciones tres años después. Es que se trata de una pieza corta, unipersonal, fácilmente disfrutable y sumamente poética, ideal para este espacio. En su relato, Scannapieco se mete de lleno en los ritmos propios de cada personaje, acompañada de un ambiente campestre, con todos los elementos típicos. Adopta sus posturas, su forma de hablar, sus muletillas, sus gestos y susurros. De esta manera renacen en su interior esas características de las personas que amó y ya no están, y se quedan ahí para poder perdurar en el tiempo. Una combinación armónica entre lo poético y lo fantástico se instala en ella. El amante de los caballos es un relato extraordinario gracias a un ajustado ritmo doméstico cotidiano, como un baile para acompañar a la muerte.”

Melina Martiré, revista Colofón

Relatos de una hija de campo y sus fantásticos antepasados

“Quien ame la fantasía, el lirismo y sobre todo esa maravilla que es el teatro, no debe dejar de ver El amante de los caballos.”

Periódico Irreverentes

“Penelas reconstruye este cuento y hábilmente le da forma teatral reformulando tiempo y espacio, ofreciendo ínfimos datos para situarlo en nuestra geografía, en un pueblo nuestro de cualquier latitud, con pequeñas pistas escenográficas muñidas de detalles y objetos universales. Ana Scannapieco es la valiosa actriz de este unipersonal, quien en complicidad con su director y conocido compañero de viaje, asumen un extremo riesgo para este trabajo, un estilo de actuación que muy pocas profesionales, como Ana, pueden transitar, otorgándole a la obra un misterio onírico que en conjunto con la calidad de relato que ella demuestra conforman el nudo central de este material. Una historia poco común, pero común a todos es el mensaje elevado que nos deja. Una propuesta poco pretenciosa que resulta ser trascendente. Imperdible.”

Juan José Bertolaga, Planeando sobre BUE

http://sobrebue.com/visorNotaHtml.php?idNota=1133

“Scannapieco es capaz de marcar dibujos en el aire y generar movimientos que hacen ver lo que deberíamos sólo imaginar. Y la voz, entre susurros es un instrumento clave en la obra de la manera que fueron trabajados. Scannapieco conmueve, y deja al público la necesidad de estar ahí. La suma de todos estos factores genera una obra de una belleza impecable que no se arrepentirán de ver.”

Rocío Florencia Duarte, revista Meta

http://www.revistameta.com.ar/archivos/15478

A través de la historia familiar, su abuelo, su padre, su madre y sus trágicos destinos, Scannapieco a la par del relato, interpreta un meta-relato, que expresa concretamente su identificación con los caballos. Esto lo va haciendo de manera sutil, lenta y disimuladamente tanto que el espectador debe estar atento al principio de la obra para percibir sus “susurros” que es precisamente lo que hace de ella una actriz realmente asombrosa. Porque esta obra tiene una magia que de la mano de Scannapieco nos va adentrando en el mundo equino, en la posibilidad -y certeza- de comunicación con ellos, y en una versión animista de la muerte que resulta una enorme poética. La obra es muy recomendable, la actuación de Ana Scannapieco es maravillosa, guiada de la mano de un joven pero talentoso director como Lisandro Penelas.

Marcos Koremblit, Crítica Virtual

“Ana Scannapieco vuelve a fascinarnos con la creación de una criatura que encarna la síntesis de un árbol genealógico dominado por las pasiones. Una mujer que asume y trasciende el pasado de su padre y su abuelo. No hay traducción que haga justicia a lo que logra, así que los invito a verla.”

Me cago en la bohemia

http://mecagoenlabohemia.blogspot.com.ar/2015/07/corazon-moscovita.html

Magia e intimismo

Un texto potente que ahonda en la memoria de los lazos familiares que nos hacen entender quiénes somos. Es imposible permanecer indiferente a esta historia. La ambientación de la pequeña sala, la iluminación, la minuciosa dirección y la fascinación que produce la actuación magistral de Ana Scannapieco hacen que esta obra sea inolvidable. Con sus susurros, sus movimientos perfectos, la actriz nos seduce con la cadencia de su perfecto contar, cuando narrar es transportarnos a otro mundo, un lugar lejano que sin embargo es un espejo de nuestro interior. En 45 minutos preciosos, nos despegamos de las luces y ruidos de la cercana calle Corrientes para trasladarnos al campo, al agua, a la fuerza elemental de los caballos. Me alegra muchísimo saber que este año seguirá en cartel esta alhaja del teatro independiente. No se la pierdan.

Liliana Schwab, Razón del Gusto

https://razondelgusto.blogspot.com.ar/2018/02/el-amante-de-los-caballos-cuarta.html

“La obra dirigida por Lisandro Penelas es un unipersonal llevado adelante por Ana Scannapieco qué nos sorprende por el trato del texto, el manejo de los tiempos y la forma en que nos trasmite las emociones que el personaje está sintiendo: nostalgia, tristeza, amor, ternura, despecho, entre muchos otros. Desde mi punto de vista, lo más sorprendente de Ana es la cita textual de muchos pasajes sin caer en el ‘memorismo’. Un mérito imperceptible si no se lee la obra. Pero admirable si uno pudo apreciar el texto escrito. Lejos de las grandes urbes hay una complejidad silenciosa: la mirada de los demás pesan, y la de las familias aún más. Nuestros antepasados nos recuerdan el ‘bien’ y el ‘mal’ y nuestros progenitores luchan para que nos parezcamos sólo a los que ellos consideran buenos y justos. Finalmente, como bien lo podemos saber en El amante de los caballos nosotros nos encontraremos a nosotros mismos y no volveremos a negar el “infame mundo de los bailarines y los borrachos”.

Joaquín Chemille, Espectáculos de Acá

http://www.espectaculosdeaca.com.ar/el-amante-de-los-caballos-2/

“Tengo en la piel (todavía) esta obra que vi el sábado a la noche en Moscú Teatro Escuela. La recomiendo intensamente. Y me alegra descubrir y descubrir y descubrir para qué hacemos teatro. Felicitaciones a Ana Scannapieco por ese mundo… No se la pierdan. Ojala puedan disfrutarla.”

Paula Fernández Mbarak, actriz

Dijo la prensa española:

“¿Quién soy?”

No habrá montajes mucho mejores, durante los próximos meses, que de la Compañía Moscú. Poquitos días en Barcelona, y alguno en Madrid. El amante de los caballos es un susurro al oído que fue emitido hace siglos, y La Badabadoc, el santuario en el que se nos dice. ”

Xavier Pijoan, teatro Barcelona

Acento argentino

“Una obra tan original como desgarradora“

Laura Ventura | La Nación

https://www.google.es/amp/s/www.lanacion.com.ar/2174659-teatro/amp/2174659

“El arte del monólogo”

El magnetismo del relato y la extraordinaria actuación de la protagonista, que resuelve con solvencia el monólogo. Un monólogo que trasciende, traspasa barreras, que respira sensibilidad y sutileza. Gran versión del relato de Tess Gallagher.”

Ignasi y Laura, Cultura y algo más

“Todo un recital de la protagonista Scannapiedo excelencia • lentment dirigida por Penelas. Una hora corta de buen teatro, Sencillo, Cautivador ”

Josep Mª Ribaudí, El blog dén Kbrota, Teatre Barcelona

“Teatro esencial. El amante de los caballos es un regalo para volver al origen y a lo esencial. Un masaje por los sentidos que nos acerca a lo más básico del hecho teatral: presencia y emoción. Una pieza que encaja como un guante con La Badabadoc y que es un reflejo del trabajo que se realiza en esta sala durante toda la temporada: rigor, detalle y un gran respeto por todo lo relacionado con el teatro.”

Imma Romero, Teatro Barcelona

“Una propuesta mágica. Nos ha gustado el texto, la adaptación, la cuidadosa dirección y la puesta en escena, pero nos ha subyugado la interpretación de Ana Scannapieco, una magnífica actriz que nos ha emocionado y nos ha tenido magnéticamente pendientes de ella, de sus gestos, sus palabras y sus susurros. Todo un reto interpretativo intercalar susurros al oído, entre frase y frase. Una interpretación intensa y delicada al mismo tiempo. Un descubrimiento. Un auténtico regalo. Una propuesta mágica que nos ha emocionado. Imperdible !!!

Miquel Gascon y Imma Barba, Vueltas y vueltas, Teatro Barcelona

“Esencial” El trabajo que hace la actriz Ana Scannapieco es extraordinaria, todas las miradas, movimientos, tono, emociones. Pienso que la complicidad entre el director Lisandro Penelas y la actriz ha sido primordial para que esta obra funcione como un reloj. Dirección e interpretación hicimos de la mano, y eso se nota. Felicidades !!! Os recomiendo que no os perdáis esta pequeña joya.”

Nieves Monico, teatro Barcelona

“Lindo teatro argentino en lindo teatro de Gracia.

Un monologo siempre resulta complejo, pero cuando la actriz que lo lleva a cabo, sabe lo que hace, resulta un regalo para ella y naturalmente para el público.”

Carles Lucas Giralt, Paisatge teatral

“Un ritmo que te atrapa, te sumerge al instante en el mundo de la protagonista desde los primeros instantes. Magia pura.No se me ocurre mejor manera de empezar la temporada teatral. Bravo.”

Elisa Díez, Butaques i somnis

“Con una puesta en escena elegante, y la seguridad de quien tiene un buen texto entre manos, la compañía Moscú hace bandera del menos es más y nos brinda una historia preciosa, bien narrada y en la que ningún detalle queda al azar.”

Gemma Moraleda, Somnis de teatre