Inteligencia emocional en la empresa o en el trabajo.

De qué estamos hablando cuando decimos «inteligencia emocional en la empresa/trabajo», nos visita para hablarnos del tema el Psicólogo y Consultor, Pablo Nachtigall. El programa que plantea información, actualidad, entrevistas y humor, con la intención de generar tardes siempre diferentes pero únicas; con la conducción de Edith Hermida y un gran equipo de columnistas. No te pierdas Hoy nos toca a la Tarde de lunes a viernes a las 14hs. por el Canal de la ciudad.

Hoy abordaremos la 3era pregunta existencial que habíamos iniciado hace mes y medio, como producto de aquel articulo de una pareja gay que vive en Palma Mallorca, y que relataban que su hermana les había dicho que siempre era bueno formularse 3 preguntas existenciales:

1) ¿Estás donde querés estar?; 2) ¿Estás con quien querés estar?;
3) ¿Estás haciendo lo que te gusta y apasiona?

La ultima de las preguntas, es una hermosa oportunidad de investigar y sincerarnos acerca de si estamos haciendo lo que queremos, con amor y dedicación. Hacer lo que nos gusta y apasiona, no se refiere solamente a trabajar en aquello que nos gusta mucho, sino se extiende a nuestra vida personal, familiar y social. Pero vayamos por partes y descompongamos esta tercera pregunta…

¿Estás haciendo lo que te gusta y apasiona?

Hacer implica actuar. A nadie le viene dado la pasión y placer. Es algo que precisamos buscar con iniciativa, y embarcarnos en el proceso de descubrirlo. Hay personas que puede reconocer lo que les gusta y aman, y emprender acciones para satisfacer ese anhelo. Mientras que otras tienen dificultades para conectar con lo que aman, sea porque tienen represiones, creencias y mandatos que les impiden hacerlo, por lo que hacen cosas, inclusive trabajar, pero no terminan de experimentar ese calor y entusiasmo afectivo en lo que hacen. Cuando dicto talleres con empresarios, he visto que aproximadamente un70% tiene dificultades para reconocer lo que aman y llevarlo adelante.

Esta pregunta es movilizante porque nos lleva a conectar con nuestro niño interior, aquel aspecto de nuestra psiquis que nos conecta cpn el placer, juego, creatividad, alegría y disfrute. Por ello, para ayudarnos a respondernos esta pregunta, está bueno preguntarnos… ¿Qué cosas y aspectos de tu vida te gustan mucho? ¿Qué te gustaba jugar cuando eras niño? ¿Qué te despierta placer, disfrute y entusiasmo, como si fueses un niño? La energía del placer y la pasión combinadas, generan una fuerza potente y tremendamente curativa cuando la enfocamos en algo. Muchas veces nuestros compromisos y obligaciones, nos llevan a estar corriendo sin detenernos a preguntarnos…¿que nos gusta…que nos apasiona?

Particularmente me fascinan los superhéroes. Me encantan bailar. Descubrir cosas. Escribí un libro que aun no publiqué acerca de los superhéroes y las lecciones que podemos aprender de ellos para transformar nuestra vida. Mi sueño es poder publicar dicho libro y dar charlas acerca de ello. poder reconocerlo, expresarlo y compartirlo es un primer paso necesario. Sin embargo a veces no tenemos nada para compartir porque no sabemos que nos encanta hacer. Para ello, tomarte un café con vos mismo a solas en medio de un paisaje natural, puede ser una bella oportunidad de comenzar a descubrirlo. Insisto. Si no tenés idea que te apasiona, vale la pena embarcarse en la aventura de descubrirlo para luego poder experimentarlo. Otra opción complementaria es comenzar a practicar pequeñas cosas que nos dan placer, ya que es la base para poder conectar con la pasión, que un placer de mayor intensidad.

Hacer lo que nos gusta y apasiona, implica varias cosas como trabajar en aquello que nos gusta y despierta emoción, entusiasmo y creatividad. O bien practicar un hobbie que nos conecta con el placer y disfrute (cantar, bailar tango, pintar, etc.). O bien organizar encuentros con amistades de manera que disfrutemos mucho. Como sea, significa hacernos responsables y protagonistas de generarnos esas situaciones placenteras y apasionantes en nuestra vida cotidiana. Y sobretodo colocarnos en ese estado receptivo, espontaneo e inocente del niño, para aprender, crear, jugar y disfrutar, lo cual puede requerir una preparación corporal- emocional adecuada.

Te invito a conectarte y descubrir lo que te gusta y apasiona para luego experimentarlo en la cotidianidad de tu vida. La pasión es el condimento que nos enamora de algún aspecto de nuestra vida, lo cual hace bullir más la sangre, generándonos mayores niveles de entusiasmo, placer y vitalidad. Literalmente “nos calienta” el deseo de vivir más y mejor.

Por cierto, me encantó haber dictado un taller de Comunicación emocional en Vistage Argentina, combinando mi creatividad, el afecto y el enfoque apreciativo….me siento honrado y agradecido de poder compartir mis dones con los demás y encima poder aprender de ellos. Todo eso me enamora más con mi vida.

Abrazos y muy buena semana en contacto con tu pasión!

Pablo Nachtigall- Psicólogo y consultor empresas
Tel.: 154 946 9491

You may also like...