La eliminación de restricciones al aborto deriva en prácticas eugenésicas en personas con síndrome de Down.

Spread the love

Asociación Síndrome de Down de la República Argentina-, en el contexto del inminente tratamiento en el Congreso de la Nación del Proyecto de Ley sobre “Regulación del Acceso a la interrupción voluntaria del embarazo y a la atención postaborto”, advierte -como ya lo hizo en los debates de 2018- que en la mayoría de los países donde se eliminaron restricciones al aborto hubieron incrementos significativos de prácticas eugenésicas de hasta un 90 % sobre fetos diagnosticados con síndrome de Down en el vientre materno. Los casos son numerosos: Estados Unidos, Holanda, República Checa, Finlandia, Francia, Noruega, Italia, Israel, Suecia, Canadá, Australia e Inglaterra, entre otros. Las estadísticas que se comparten en este comunicado pueden observarse de manera completa en un documento en el que Down 21 España recopila estudios científicos y reconocidas fuentes . También hay que decir que en algunos países que tienen restricciones al aborto, como es el caso de Irlanda, la prevalencia de nacimientos de personas con síndrome de Down, entre 1995 y 1999, se incrementó de 19 a 26 por 10.000. Y una situación similar es la de Malta, que tiene registros en ese sentido.

Un escenario impactante y que permite observar el fenómeno descripto con claridad es el de España, que eliminó restricciones al aborto en 2010. Allí se registraban 15 nacimientos con síndrome de Down por cada 10.000 bebés nacidos entre 1976-1980, y se pasó a una tasa de 5,51 por 10.000 en 2011. La tendencia se mantiene hasta la actualidad, donde se estima que se toca el máximo poblacional en términos absolutos. Esta información puede observarse en un documento del Portal Down 21, que reúne cifras oficiales.

Eliminar restricciones al aborto, según los casos expuestos, fomenta con claridad prácticas eugenésicas sobre niños y niñas con síndrome de Down por nacer. Más cuando falta información completa, veraz, adecuada y comprensible para los padres en el momento en que se enteran que su bebé en gestación tiene trisomía 21. Y esto adquiere mayor relevancia aún con los avances de las técnicas de diagnósticos prenatales que, como demostró la ciencia, permiten la obtención del ADN y las secuencias genéticas de los embriones y así permiten conocer mucho sobre las características genéticas de la persona gestada.

ASDRA considera fundamental que se describa la realidad que atraviesan miles de niños y niñas por nacer con síndrome de Down. Y, en ese sentido, fiel a su postura fundacional, se pone a disposición del Ministerio de Salud de la Nación y demás autoridades pertinentes para poder trabajar en la elaboración de políticas de salud que incluyan Protocolos de actuación para médicos y de contención para las familias ante diagnósticos de embarazos con síndrome de Down. Es imperioso que los profesionales de la salud, como las madres y los padres, cuenten con una información completa, veraz, adecuada y comprensible.

Esta posición responde a los Principios Rectores de la Asociación desde su fundación -explicitados en su Estatuto-, en cuanto que «defiende la promoción de la vida humana desde su concepción hasta la vida adulta».

ASDRA pone a disposición, en este enlace, las intervenciones en el Senado de la Nación -durante los debates de 2018- de su actuales Vicepresidente y Coordinadora del Grupo de Jóvenes con síndrome de Down, Andrés Vaira Navarro y Leila Scioti respectivamente.

You may also like...