¿Qué capacidades que se desarrollan al bailar?

El bailar supone el desarrollo de muchas capacidades y la obtención de muchísimos beneficios. A nivel físico podemos decir que bailar es un excelente ejercicio cardiovascular, que aumenta nuestra capacidad pulmonar, la flexibilidad, la resistencia, da firmeza a los músculos, ayuda y educa a la postura y trabaja el equilibrio.

Tal como afirmara Jacqueline Robinson en su libro «El niño y la danza», la danza supone también beneficios en cuanto a lo psicológico, lo socio-afectivo y lo creativo. Al bailar se favorece el desarrollo de facultades cognitivas tales como la observación, el análisis, la asociación, la disociación, la coordinación, la previsión, la síntesis, la conceptualización, la memorización, la concentración, entre otras, y se puede ver incrementados ciertos factores afectivos cuando se trabaja con la intención de despertar la confianza del sujeto, suscitando su inventiva y su creatividad.

La danza nos proporciona placer, disfrute, diversión; nos enfrenta a desafíos, nos ayuda a desinhibirnos, agudiza nuestro autoconocimiento y nos brinda la posibilidad de adquirir seguridad y mejorar nuestra autoestima. Nos ofrece la oportunidad de ser autores de un hecho artístico y desarrollar la observación, la sensibilidad, la creatividad y la comunicación.

El bailar nos da la oportunidad de relacionarnos con otros, de hablar un mismo lenguaje sin conocernos, uniéndonos en algo común. El trabajo grupal favorece el respeto, la escucha, la aceptación, la interacción y la colaboración.

La danza es una fuente inagotable de descubrimiento, y de desarrollo de valores tales que, no sólo se ponen en juego durante esta práctica, sino que pueden ser «exportados», trasladados a otros ámbitos de la vida.

Por Ariadna Faerstein, Mariela Kantor y Romina Samelnik, de la escuela de danza Foco (www.focodanza.com.ar).

You may also like...