Sasha Cagen tiene novio pero decidió casarse consigo misma para jurarse a sí misma su amor propio.

Conoce la historia de Sasha Cagen, la primera mujer que se casó con ella misma en el Jardín Japonés del barrio de Palermo en Buenos Aires.

Amor propio. Algunos lo llaman “autocasamiento”, otros lo definen como “sologamia”. Una mujer norteamericana decidió jurarse amor para toda la vida a sí misma. Sasha Cagen se dio el “si”, con alianza y testigos incluidos, en el Jardín Japonés de Palermo. Para ella, esto significó un acto de “autovaloración y aceptación” que le permitirá “emprender futuras relaciones”.

“Prometo seguir lo que me apasiona y generar inquietudes. Prometo enamorarme de las imperfecciones al igual que me enamoro de las mías. Prometo verme hermosa y aceptar mi sexualidad”, fueron las palabras de Sasha para finiquitar su juramento de amor eterno a sí misma.

La idea de “casarse con uno mismo” puede parecer muy extraña, más allá del aspecto tradicional. Pese a ello, el movimiento que se ha vuelto muy popular en Gran Bretaña y Estados Unidos, la sologamia, ya llegó a la Argentina, siendo Sasha Cagen la primera novia sin novio.

Originaria de Rhode Island, Estados Unidos, Sasha tiene tres hermanos y es coach ontológica. Fascinada por el tango, en 2014 viajó a Buenos Aires, para sumergirse en el mundo del 4×4. Ya en Argentina inició un proyecto laboral, a través de un taller ontológico de tango que hoy dicta en San Francisco, Estados Unidos, y en la capital porteña. Todo ello a causa de la conexión que descubrió entre esta danza y las relaciones humanas.

Sasha es autora de un libro donde desarrolló la historia de dos mujeres que se auto-casaron en San Francisco, ese trabajo le permitió acercarse a esta particular tendencia amorosa. “Me llamó la atención la decisión de estas mujeres que entrevisté para mi libro, Al principio me causaba cierto rechazo y pensaba que eso no era para mí”, contó la norteamericana.

Sin embargo, al cumplir 40 años, a Sasha le preocupaba no haber encontrado a la persona “ideal” pese a que se encontraba felizmente estable, fue entonces que tomo la decisión de idear su propia boda. “El día que me juré amor eterno, fue una especie de conexión única conmigo misma. A partir de este paso viví la relación amorosa más importante de mi vida”, afirmó.

Sasha confiesa que si bien, tomar esta decisión y realizarla, la ha hecho muy feliz, también fue complicado tener la aceptación de su familia. “No comparto mi historia con mucha gente porque básicamente no la entienden, mi mamá siempre me apoyó mucho pero cuando se lo comenté se puso a reír”, declaró la escritora.

TE PUEDE INTERESAR: Greta Thunberg, la joven de 16 que lucha por el cuidado del medio ambiente
TE PUEDE INTERESAR:
Greta Thunberg, la joven de 16 que lucha por el cuidado del medio ambiente

Finalmente, Sasha aclaró que: “Autocasarse no es rechazar la vida en pareja. Al contrario, pueden convivir perfectamente. De hecho, mi novio se encontraba en California cuando decidí dar este paso. Es una manera de profundizar el compromiso con uno mismo, pasa por la autovaloración”.

Convencida de su decisión de vida, la estadounidense enfatiza este concepto de self wedding: “Hace 5 años que estoy casada conmigo misma y no pienso nunca divorciarme”.

You may also like...