Un decadente brillo contemporáneo

Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

Un balance italobritánico en uno de los más elegantes hoteles de Londres espera con las puertas abiertas de Brunello, un restaurante digno de la experiencia.

La calidez de la hospitalidad italiana, el inconfundible placer de un espresso aromático y la experiencia gratificante de un servicio a la medida. Una arquitectura que deslumbra con los brillos típicos del renacimiento italiano, aunque palidecen en la cauta mirada royal tan british. Un balance que en el Baglioni Hotel London, un hogar italiano en Kensington, se da con un particular equilibrio.
Su sentido italiano del estilo lo distingue como uno de los mejores hoteles de lujo en Londres, con vistas a las impresionantes vistas de Hyde Park. Un refugio perfecto de tranquilidad y suntuosa simplicidad en una de las partes más exclusivas, elegantes y famosas de la ciudad.
La sencillez se nota en la cocina, donde los platos se muestran simples y sofisticados, a partir de ingredientes de la temporada.
Situado en la planta baja del hotel y frente a los jardines de Kensington, el Brunello es un restaurante vibrante con una decoración y mobiliario lujosos, con cómodos sillones de terciopelo gris y oro, candelabros de cristal de Murano y una magnífica chimenea, además del elegante bar que domina la estancia.
Los menús incorporan muchos platos clásicos italianos junto con interpretaciones más contemporáneas. Brilla el amor por la pasta y el risotto. El refinamiento de la sencillez es una posibilidad que se hace realidad utilizando los ingredientes adecuados, la atención al detalle y la pasión.
Una elegancia cosmopolita seduce desde el entorno a las mesas. En el corazón del restaurante es posible experimentar la creación de tres especialidades exclusivas de Brunello en otras tantas clases magistrales.
Primero, un renacer de habilidades de cóctel con una clase magistral en el momento del aperitivo, con una copa Ferrari burbujeante.
Luego, en una magnífica cena de 4 platos, donde se puede disfrutar el famoso risotto milanés. Ataviado adecuadamente con un delantal Baglioni de cortesía, el comensal preparará su propio risotto junto con a la brigada de cocina.
En la tercra clase, se creará un auténtico tiramisú italiano. Como un recuerdo de despedida, una tarjeta de menú con la receta de tiramisú se lleva a casa como un detalle imborrable de la afabilidad británica y la pasión italiana.

You may also like...