Hola

Un gran regalo: Una Navidad saludable

Spread the love

Por Ana María González, especialista en nutrición.

Cada día están más cerca las cenas de Navidad y Fin de año, y en muchos casos se nos hace agua la boca con solo pensar en todos aquellos platillos que disfrutaremos sentados a la mesa con amigos y familiares queridos. Este año, con algunos pequeños cambios, estos momentos pueden ser además de deliciosos más saludables que de costumbre:

1. Empieza el día de la cena con el pie derecho, después de un sueño reparador. En general el día de Navidad y Año Nuevo suelen ser ajetreados y algo estresantes, así que asegúrate de empezarlos descansado y de buen humor.

2. Desayuna y come ligero, pero no te saltes ninguna de las comidas del día, ya que si lo haces pensando en guardar espacio para la cena, seguramente comerás de más y te sentirás fatigado a lo largo del día. Las verduras, frutas y barras Bran Frut 3 Avena y Multigrano de Bimbo pueden ayudarte a mantener la energía durante el día.

3. Ejercítate en la mañana. Cuando planees todo lo que tienes que hacer estos días, asegúrate de incluir por lo menos 30 minutos de ejercicio, vale mucho la pena ya que te ayudará a sentirte relajado y activo durante todo el día. ¡Ejercítate también después de cenar, bailando!

4. Consume bebidas sin calorías durante todo el día, y si llegaras a tomar una bebida con calorías, hazlo en porciones pequeñas.

5. Cuidado con las picadas y entradas, prueba un poco, ¡Pero recuerda que aún queda el resto de la cena!

6. Si hay bufet, empieza por las ensaladas y siéntate lo más lejos posible para evitar tentaciones. Cuida tus porciones, recuerda que los primeros bocados de un platillo son los que más se disfrutan; así que come de todo, pero poco.

7. Si la cena es en tu casa, sírvela en platos pequeños, te ayudará a cuidar las porciones sin que lo notes.

8. Cuida la preparación de los platillos, utiliza las versiones descremadas, bajas en azúcar, integrales o de granos enteros de tus ingredientes; y no olvides incluir en ellos a las verduras.

9. Para el postre, opta por los que están elaborados a base de frutas y comparte con tu familia o amigos.

10. ¡Disfruta! La Navidad y el fin de año son momentos increíbles de convivencia y diversión. No vale la pena comer de más, ya que acabarás muy lleno, incómodo o sintiéndote mal. Recuerda que al día siguiente es el recalentado!

¡Felices Fiestas!

You may also like...