Un plan eficiente. Tu ropa en el placard.

Por Alejandra Josovic, autora de ‘Gurú del placard’, Editorial Albatros (albatros.com.ar)

¿Es lo mismo hablar de organización que de orden? Definitivamente,​ ​no. La organización es crear un sistema para​ ​asegurar un objetivo deseado. El orden, la forma en que están​ ​colocados los objetos en un lugar.

No hay orden sin organización. Organizar es crear un plan​ ​orientado a la búsqueda de soluciones eficientes. Es un acto​ ​creativo en el que aplicamos el sentido común y la imaginación,​ ​guiados por nuestra intuición.

El orden responde a la organización, se contrapone al​ ​caos y a la casualidad, es una conducta y un hecho racional.

Te propongo que la disposición de tu ropa en el placard​ ​responda a un plan, ese plan es la organización. Un buen​ ​ejemplo es que las personas pueden ser muy ordenadas y​ ​sin embargo tener un grado alto de desorganización. Por​ ​ejemplo: todo está guardado en los cajones pero las prendas,​ ​mezcladas. Aparenta que hay orden, pero no se encuentra​ ​nada en forma rápida. Es decir, en este caso, lo guardado no​ ​fue clasificado. No hay sistema, no hay eficiencia.

El ejemplo contrario es el de una persona que tiene un​ ​desorden controlado y sabe dónde está cada cosa. Es decir,​ ​está organizada en medio del desorden. Tiene un sistema y​ ​aunque sea muy precario, le resulta cómodo y eficiente.

Lo ideal es sumar organización + orden. Es decir, organizar​ ​y mantener el orden de manera tal que cada prenda​ ​ocupe el lugar que le corresponde y que ese lugar responda​ ​a un sistema que asegure que todo se pueda encontrar sin​ ​perder tiempo.

You may also like...