Víctima o Protagonista: ¿Donde te ubicás en el Amor?.

Acorde a mi experiencia como profesional terapeuta, uno de los principales motivos que provocan enfermedades psicosomáticas, conflictos de pareja, infelicidad y malestar crónico, es el elegir posicionarnos en el estado de “victima de…” en vez de hacernos responsables y pararnos en un lugar de protagonistas. ¿qué significa posicionarnos en victimas? Simplemente lo que parece ser…elegir estar en implica que no me hago cargo que soy parte del problema del que me quejo, me enojo o me deprimo. Por supuesto esto no es una regla taxativa ni rígida ya que en la vida no hay categorías ni premisas inamovibles.

Como terapeuta de parejas, suelo observar este fenómeno en un amplio porcentaje de las relaciones afectivas amorosas. Parecería que hay uno que se queja, enoja o está con resentimiento con el otro por:

Sentirse maltratado o no tenido en cuenta.
Creerse que tiene derecho vip a reclamar afecto, atención y dinero al otro.
Sentirse criticado, agredido o descalificado.
Creerse que el otro debe llenar mi vacío emocional que yo mismo no me hago cargo de afrontar adultamente (sin apelar a drogas, alcohol, comer compulsivamente, etc).

¿Te resuena el sentirte una victima en tu relación de pareja? ¿Sentir que no tenes la fuerza, claridad y decisión para plantear lo que consideras que es justo de manera adulta al otro? ¿Te sucede que caes en estados emocionales de frustración, enojo e insatisfacción con tu pareja, en los que es muy difícil dialogar y llegar a acuerdos adultos y consensuados?

Es imposible lograr un BUEN amor de pareja si partimos de la postura existencia de la víctima. Para ello cabe aclarar primero que es buen amor. Podríamos decir que un buen amor de pareja no es algo que nos viene dado porque si, o cuando encontramos a la persona indicada. Más bien es un estado de madurez que cada integrante de la pareja precisa desarrollar en si mismo y en relación con el otro. Desde esa mirada, un buen amor de pareja se va construyendo y generando cada día, cuando entre otras cosas se produce:

Un dialogo adulto y respetuoso donde cada uno puede manifestar que desea y necesita y sentirse escuchados.
Se disfruta de intercambiar afecto físico, verbal y sexual con respeto y placer mutuo ( Por ej. de nada sirve que me guste tener sexo con mi mujer y “acabe” en 5 minutos , si ella permanece insatisfecha…¿cierto?)
Se comparte valores en común que son aclarados y actualizados de manera sincera y reflexiva a fin de generar una convivencia armónica.
Cada integrante procura generarse una vida personal enriquecida (amigos, proyectos, vínculos familiares, diversión, salud, etc.) para luego compartir desde esa postura de abundancia.

¿Te sentís identificado con alguna de estas situaciones en tu vida de pareja? Si la respuesta es afirmativa, quiero decirte que no es por obra del azar o suerte, sino porque algo estás haciendo de manera adulta, responsable para que ello suceda. Cuando experimentamos alguna de estas situaciones mencionadas, es por que estamos colocándonos en la postura de protagonistas, asumiendo la responsabilidad de construir esto desde un lugar adulto. Y también porque nos disponemos a salirnos de la postura de victima, donde podemos creer distorsionadamente que “no podemos” o “que el otro tiene la culpa de…”.

Por ende, en tu vida amorosa, ¿En que postura solés ubicarte…víctima o protagonista? ¿Asumís la responsabilidad de construir un buen amor de pareja con el otro? ¿Solés elegir personas que se posicionan en la víctima o en protagonistas adultos? Todos podemos y tenemos la capacidad de construir un buen amor de pareja. Y todos podemos aprender a conectarnos con una postura de protagonistas y salirnos de la víctima. Es un proceso de entrenamiento que bien vale la pena.

Que tengas una buena semana para construir un BUEN AMOR en tu vida!

Pablo Nachtigall- Psicólogo y consultor empresas
Tel.: 154 946 9491

You may also like...