Belmond Villa San Michele celebra el aniversario de Leonardo da Vinci con arte y sabor

Para conmemorar los 500 años del genio de Leonardo, Belmond Villa San Michele está organizando una serie de festividades. Desde una caminata al amanecer hasta una exposición de arte que canaliza su espíritu y sus experiencias culinarias especiales a lo largo de la temporada. A pocos minutos de Florencia, el hotel se siente muy vinculado al Renacimiento, ya que Leonardo probó su máquina voladora en el Parque Montececeri, justo encima del terreno que lo cobija.
Este es el hombre que, en el siglo XV, ideó la primera máquina voladora, el traje de buceo y el automóvil blindado, pintó La Última Cena e hizo descubrimientos monumentales sobre la anatomía humana. Lo menos conocido es su interés por la gastronimía. En la década de 1480, años antes de que creara sus obras más famosas, trabajó en Milán para la familia gobernante Sforza. Entre sus muchos papeles allí, él era el Maestro dei Convivii, lo que significó que él personalmente eligió la comida que se serviría a la familia. Experimentó con hierbas y especias como cúrcuma, azafrán y semillas de amapola; prefería las ensaladas y verduras saludables, e inventó los artilugios que incluían un fabricante de espaguetis y un cortador de huevos.
Da Vinci incluso escribió una guía para la etiqueta de la mesa, con consejos que mostraban que los modales medievales dejaban mucho que desear. Por ejemplo, instó a los comensales a mantener sus cabezas fuera de sus platos mientras comen.

El gusto del pintor

En memoria del pionero de múltiples talentos, el hotel invita a los huéspedes a sentarse en una mesa bajo la pérgola de los jardines italianos, justo debajo del Parque Montececeri, para disfrutar de un ingenioso menú diseñado por el nuevo Chef Ejecutivo Alessandro Cozzolino y perfectamente influenciado por las predilecciones alimentarias de Leonardo da Vinci. Los aperitivos se servirán desde un stand inspirado en el tornillo de antena de Leonardo y diseñado exclusivamente para el hotel de Il Sedicente Moradi, un aclamado artista callejero que utiliza materiales reciclados y orgánicos en su esculturas
En el bar Cloister, los huéspedes pedirán el sueño de Da Vinci, el exclusivo cóctel inspirado en el clásico avión de papel con almendros añadidos, su licor de Medici favorito.
También lanza una nueva experiencia: un paseo mágico desde el hotel hasta el lugar exacto donde Leonardo lanzó la máquina. Saliendo al amanecer, es posible recorrer el exuberante paisaje con un experto en naturaleza quien guiará por el cerro de Montececeri.
Es posible encontrarse con las 19 canteras históricas de Pietra Serena, una preciosa piedra arenisca gris, elegida por artistas del Renacimiento. Se puede pasear por la espesa vegetación, plantada después del cierre de las canteras en la década de 1920, y visitar los
restos de almacenes tallados como cuevas por los albañiles. Finalmente, se llega a la plaza donde Leonardo apuntaba a conquistar los cielos. Aquí hay un monumento que rinde homenaje al esfuerzo.
A lo largo del hotel y los jardines, se puede rastrear la colección de obras de arte contemporáneo inspiradas en el evento. Los artistas destacados incluyen a Blub, el artista callejero anónimo conocido en toda Florencia por su estilo renacentista y su máscara de buceo. «Para mí, se trata de superar el miedo a ahogarse», explica.
Iguarnieri: los hermanos florentinos mantienen viva la tradición de la Botega del Renacimiento en un estilo contemporáneo. Especializada en técnicas de frescos, muchas de sus llamativas pinturas y esculturas evocan monumentos de la ciudad. Nian, el artista prefiere «comunicarse a través de la dulzura». Su serie Reflowering, Goddesses Awakening se puede encontrar en la sala de juegos del hotel. El uso de la madera como lienzo celebra la naturaleza que rodea a el antiguo monasterio.
Sandra Muss, la artista multimedia internacional explora «los misterios de la vida, las características mágicas de la luz y la fuerza de los elementos ”. Para los jardines de Belmond Villa San Michele, ella ha creado dos columnas de espejo que recuerdan las alas de una libélula.

You may also like...