El arte es un elemento esencial para expresarse y estar activos

El arteterapia es una disciplina que puede aplicarse en todas las edades, por eso en Residencia Manantial se ha decidido tenerlo como una herramienta para que los adultos puedan expresarse y también desarrollen su creatividad. Desde un comienzo se ha trabajado con las artes visuales. Dentro de ellas se incluyen las artes plásticas tradicionales (dibujo, pintura, grabado y escultura), así como las expresiones que incorporan nueva tecnología orientada al arte o elementos no convencionales, y su mayor componente expresivo es visual, también llamado arte de los nuevos medios. Entre estos últimos están la fotografía, el videoarte y el arte digital, entre otros.

Los proyectos son elaborados para trabajar con un hilo conductor de manera mensual. El planteo de los objetivos terapéuticos responde a las necesidades e intereses de los adultos mayores y conociendo esto se eligen los materiales, técnicas y recursos a utilizar. Luego, un segundo paso es exponer parte de la producción de ese período. Las obras se presentan enmarcadas y con carteles distintivos de autor, técnica y título. Las exhibiciones suelen permanecer entre uno o dos meses para que residentes, profesionales y familiares puedan contemplarla.

Como parte de este proyecto se formó e inauguró el espacio William Utermohlen: un lugar dedicado a mostrar de manera profesional (con rieles específicos y luces direccionadas) las producciones de los residentes.

El nombre del espacio no fue elegido al azar. William Utermohlen fue un pintor norteamericano de ascendencia alemana que desde muy joven mostró una fuerte atracción por la pintura. Comenzó su formación artística en las academias de arte más prestigiosas de los Estados Unidos para después seguir formándose en la Inglaterra. Es en el Reino Unido donde William decide desarrollar su obra pictórica abordando diferentes temáticas y estilos, pero si había algo que a William le gustaba pintar eran personas. A los 57 años empieza a tener problemas para realizar algunas tareas sencillas y a los 65 se le diagnostica una probable enfermedad de Alzheimer.

A partir de ese momento el autor comienza a realizar una serie de autoretratos que actualmente son el único testimonio gráfico que se tiene sobre cómo perciben todo cuanto les rodea aquellas personas que padecen esta enfermedad.

Consideramos que era un homenaje no solamente a esta figura sino a todas aquellas personas (y en especial a nuestros residentes) que tienen este diagnóstico y que sin embargo demuestran que todavía pueden desplegar algo del orden de la creatividad, vale decir desde los aspectos sanos.

Por Lic. Carolina Marcús, arteterapeuta de Residencia Manantial (www.residenciamanantial.com.ar)

Publicado por Palermonline Noticias

You may also like...