Falsa muralista, falsos soldados y falsedades gubernamentales de un mural Dorrego y Figueroa Alcorta

Mural con efecto de la Rua: después se preguntan por que van a perder las elecciones. La falsedad de una pintada organizada por el Estado es lo más trucho a nivel artístico. Una pintada es por definición un espacio sin control del estado. Cuando el arte es controlado por el Estado es propaganda y el «artista» se transforma en esclavo en borrego en un lamentable mentiroso. Las falsificaciones pueden ser realizadas, entre otros, respecto a lugares públicos, monedas, billetes, arte y productos de marcas comerciales. En los primeros casos es un delito que afecta la fe pública, pudiendo llegar a ser una modalidad de fraude, mientras el último se entiende que es una vulnerabilidad de la propiedad industrial (al ser copias sin licencias, para ser vendidas como si fueran originales). Falsa muralista, falsos soldados El gobierno de la Ciudad le asignó a siete supestos artistas, todos amigos de un funcionario paredes públicas para que las intervengan en el marco de la exposición «Boutique de Arte Directo de Artista (BADA) o currito sistemático. Una de ellas quedó a cargo de la desconocida ilustre Sofía Wiñazki, que trabajó debajo del puente de Dorrego y Figueroa Alcorta. Pintó boludeces como árboles oscuros sobre un fondo blanco, forradas tonteras y otras yerbas. Pero al tiempo llegaron los falsos soldados y en su lugar escribieron: «Los héroes no se tapan» y dibujaron una representación de las islas Malvinas. Un grupo milico de falsos soldados o bien un grupito derechista que no encuentra una consigna para que los sigan y viven robando de la cantera eterna de Malvinas. La falsedad Gubernamental del arte callejero (Mural con efecto de la Rua: después se preguntan por que van a perder las elecciones) La primera pintura de la historia fue la rupestre, se ejecutó sobre las paredes de roca de las cuevas del Paleolítico. Usaban pigmentos naturales con aglutinantes como la resina. La pintura sobre muros y paredes, dominó durante la antigüedad y durante la época románica. Decayó en el gótico, debido a que las paredes se sustituyeron por vidrieras, con lo que había menos superficie en la que pintar; esto determinó también el auge de la pintura sobre tabla. Durante el Renacimiento se produjeron grandes murales, como los frescos realizados por Rafael en las Estancias del Vaticano y la obra de él en la Capilla Sixtina, se ha limitado a las paredes de los edificios y los techos, destacando las grandes decoraciones del Barroco y el Rococó, que, combinadas con relieves de estuco, daban lugar a creaciones ilusionistas impresionantes. La pintura mural no se ha llegado a abandonar nunca, como puede verse en la obra de los muralistas de Hispanoamérica. Los más famosos fueron Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco en México, Pedro Nel Gómez en Colombia, y Teodoro Núñez Ureta en Perú. La pregunta del millón es ¿quien es la falsa muralista y a quien se la chupó? Desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público lo confirmaron. «Fue dentro del programa de murales de arte en la ciudad. Sofía estaba pintando y se lo vandalizaron. Esto sucede todo el tiempo, muchos artistas trabajan en espacios de la ciudad y se los tapan», dijeron. Según informaron, el mural de las Malvinas que se encontraba antes de la intervención de Wiñazki estaba «deteriorado» y por eso se le ofreció a la agrupación que lo había creado llevarlo a otra parte de la ciudad, en Patricios. «El artista lo aceptó, pero un grupo de la agrupación fue a taparlo de todas formas. Es una cuestión más política, pero la perjudicada es la cuestión artística», opinaron desde el gobierno porteño. ]]>

You may also like...