Vilma Ibarra: «La legalización busca evitar que la mujer deje su vida en un aborto clandestino»

Spread the love

La secretaria Legal y Técnica de la Presidencia reivindico de este modo el proyecto de interrupción legal del embarazo que el presidente Alberto Fernández anunció ayer que enviará al Congreso.

La secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, afirmó hoy que el gobierno busca «evitar que las mujeres dejen su vida en abortos clandestinos», especialmente las «humildes y desprotegidas», al reivindicar el proyecto de interrupción legal del embarazo cuya próxima presentación anunció el presidente Alberto Fernández en su discurso ante la Asamblea Legislativa.

«Desde 1921 tenemos penalizado el aborto y las mujeres siguen abortando. Buscamos incorporar a la mujer para que además se le informe sobre los métodos anticonceptivos. La mujer no se embaraza para abortar», enfatizó Ibarra en declaraciones a C5N.

Añadió que «queremos cuidar la vida de la mujer» y advirtió que «cometeriamos un error si ponemos este debate en términos de grieta». Ibarra reconoció que «hay muchas mujeres que no están dispuestas a abortar y hay que respetarlo, pero no queremos que las mujeres aborten y dejen su vida en abortos clandestinos».

En ese contexto dijo que se procura especialmente que «la persona humilde, desprotegida» vea facilitado su acceso a esa práctica, y, por ejemplo, «pueda acceder al hospital público» para realizarla. «Hay que garantizar que se pueda hacer la práctica sin violentar a la mujer», añadió.

Ibarra ratificó que el proyecto «se va a conocer en 10 días» y destacó que es una iniciativa «interdisciplinaria de enorme trabajo con el equipo de (el ministro de Salud) Ginés González García, con gente que sabe muchisimo, que tiene muchisima experiencia e historia» en el tema del aborto.

La reforma judicial

De la reforma judicial, expresó que Fernández «tomó dos temas muy importantes que han sido históricamente un problema institucional serio: la AFI (Agencia Federal de Inteligencia) y el desprestigio de la justicia federal en la Argentina».

Explicó que la reforma es «para construir una justicia equilibrada, firme, proba, que se designen jueces honestos con concursos controlados por un Consejo (de la Magistratura) que funcione como debe funcionar».

En ese punto afirmó que «hay que desarmar el vínculo obsceno entre los servicios de inteligencia, la política, la justicia y algunos actores de la prensa» pues «es difícil tener calidad democrática con una justicia permeable a la política de turno».

Añadió que «vamos a tratar de que la justicia sea más rápida, que llegue mejor, y la fusión de fueros puede beneficiar la agilidad de una justicia que venia un poco relegada».

La deuda externa

Acerca de la deuda externa, también destacó los conceptos vertidos por el primer mandatario y dijo: «Estamos con un endeudamiento descomunal, y ¿dónde está esa plata? Hay que ver qué pasó, quién permitió que el dinero se fugara, y debemos recolectar la información sobre cómo se hizo eso».

Ibarra destacó que «este gobierno cambió las prioridades que en los últimos cuatro años dirigieron los destinos de la Argentina, y nos dejaron más desempleo y más pobreza».

La reforma de las jubilaciones de privilegio

Sobre la derogación del sistema de las jubilaciones de privilegio en la justicia y en el servicio exterior, advirtió que «hay gente que cobra 500, 400, 350 mil pesos de jubilaciones cuando el sistema está quebrado». Y sobre el riesgo de un retiro numeroso de jueces sostuvo que «si quieren garantizarse la jubilación de privilegio, háganlo. No hubo una masividad, es menos del 1% y gente cercana a los 75 años. Se jubilan los que deciden mantener privilegios», dijo Ibarra, quien enfatizó que para los reemplazos «se harán concursos» como la ley «exige que se haga».

You may also like...