Womem chef power.

Spread the love


Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

No todo se trata de emprender. Hacer un negocio puede ser bastante sencillo. La cuestión es de una idea hacer algo revolucionario. Con Feed tres potentes mujeres honran la fortaleza de la imaginación.

Julieta Lamdany es economista y tiene dos hijas. Vivió, trabajó y estudió en Madrid y París. Después de 10 años trabajando en Banca Privada como analista de inversiones se decidió a una nueva mirada sobre su vida. Marina Ini es madre de Simón, Martín y Jazmín. Se formó en diseño gráfico, publicidad, fotografía y astrología. Victoria Lamdany es mamá de Sofía y Tomas. Estudió Licenciatura en Economía y tiene una maestría en finanzas. Se desarrolló en varios emprendimientos hasta que junto a sus dos socias crearon primero Copetín Catering y, más tarde, Feed
La aventura comenzó soñando con revolucionar la comida de todos los días. Buscando revolucionar la forma en la que se come y generar un impacto positivo en la comunidad. Tanto Copetin Catering como FEED son dos empresas que combinan gastronomía, servicio e innovación.

​Que el fast sea good

Feed llegó para reinventar el concepto de las máquinas expendedoras. Con la idea de que te alimentes más sano, rico y fresco, todos los días a toda hora y cuidando la cadena de valor. El emprendimiento combina alimentación y tecnología bajo la dulce idea del home made, una impronta esencial cuando uno intenta que la alimentación abrace.
Sabores deslumbrantes en packagings ingeniosos, presentaciones sexies para soprender desde la primera mirada. Un vademecum de salud y sabor que deja claro, sin darle mucha vuelta, que es alimento valioso y genuino, ahí mismo, estallando su carácter genuino en la mano. Nada está prohibido: dulce, salado, budines y wraps, ensaladas, sopas, limonadas y jugos, postres y scones de queso, dulce de leche y brownie… todo es comible con salud y alegría si ha sido hecho bajo principios de cuidar la calidad de lo que se propone.
La filosofía llega a los alimentos como una construcción integral de una idea portentosa. Iniciaron el camino +B, permitiéndose concientizar, medir y diagnosticar el impacto socio ambiental de la empresa, detectando oportunidades de mejora. Contratan personas de Forge, una organización sin fines de lucro que ayuda a jóvenes de bajos recursos a obtener trabajos de calidad.
Parte de sus envases son reutilizados a través de una alianza con Qero vasos, empresa B que realiza el lavado. Colaboran con Idel, fundación sin fines de lucro, dedicada a promover la inclusión laboral de personas con discapacidad.
Los productos frescos no vendidos son donados a Sonrisas y El Merendungue, asociaciones civiles sin fines de lucro que centran su acción en niños en situación de riesgo
Feed es miembro de Sustentag, red de gastronómicos que trabajan en diferentes proyectos buscando compartir soluciones más sustentables para con la comunidad.
Una muestra perfecta de que se trata de ideas hechas con ingenio.

You may also like...