El paraíso: Las Maldivas.

Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

Quién hubiera imaginado la mixtura romántica del clacismo italiano chapoteando en el océano Indico? Baglioni sí.

El estilo italiano que la familia Polito ha impreso a su selecta red de grandes proyectos hoteleros se mezcla mágicamente para su ,ás reciente apertura: Maldivas. Los Polito fundaron Baglioni en 1974, cuando Roberto y su esposa, Lisa, adquirieron lo que ahora es el Resort Cala del Porto en Punta Ala. Ha sido una larga historia de gran pasión por la hospitalidad italiana y las tradiciones de los Bel Paese: lo que comenzó como un sueño, con el tiempo se ha convertido en realidada. La Colección de hoteles y resorts ha crecido y ahora incluye una decena de propiedades de lujo: seis en las ciudades más bellas de Italia, una en Londres, dos en Francia y una en las Maldivas.

El concepto de hospitalidad que imprimieron a su proyecto se escribe con tinta de xperiencia de vida: un viaje inolvidable en estilo italiano, hecho de arte, moda, tradiciones, sabores, colores y detalles extraordinarios.
Soñadoramente resplandeciente en la isla de Maagau en el atolón de Dhaalu, a 40 minutos en hidroavión de la capital, Malé, este nuevo complejo de Maldivas está inundado de belleza tropical natural.
Aquí, la elegancia natural de las Maldivas en su estado virgen se encuentra con el estilo personal de los Polito y las prestigiosas marcas italianas que se han convertido en sus socios: Ferrari Trento, el vino espumoso de Italia por excelencia desde 1902. Frette, suntuosa ropa de cama y toallas de baño hechas a mano. MC2 Saint Barth, elegante traje de baño con diseños originales. Insìum, innovadores cosméticos antienvejecimiento. Cassina, la empresa que acuñó el diseño industrial en Italia desde la década de 1950.

El toque italiano inolvidable

Noventa y seis villas rodeadas de naturaleza tropical, aguas turquesas y arenas blancas en el prístino atolón de Dhaalu, diseñadas con métodos y materiales seleccionados para minimizar el impacto ambiental, elegantemente amuebladas rodeadas de playas hermosas, palmeras cocoteras, aguas cristalinas e impresionantes vistas del atardecer. La belleza lo abarca todo.
La Villa Presidencial regala 360 metros cuadrados de espacio interior, pero más que se duplica en el exterior. Tres habitaciones con baño, puede acomodar hasta a seis adultos con estilo. También se jacta de una terraza junto al agua, con sofá y área de almuerzo, piscina y jacuzzi, y terrazas que miran hacia el océano para inolvidables cenas privadas o serenatas al atardecer.
En otro extremo de la gama de opciones se encuentran las Sunset Water Villa: 16 villas de algo más de cien metros cuadrados cada una, instaladas sobre pilotes en la laguna del Resort y unidas a la isla por una pasarela elevada de madera, tienen una posición privilegiada para admirar las puestas de sol sobre el mar.
Un centro de buceo propio, el Maagu, ofrece una experiencia a juego con el lujo sereno de Bagliono. Dirigido por Alessia Pagani, una experta italiana en buceo y en los fondos marinos de las Maldivas, el centro tiene algo para todos, desde principiantes hasta expertos, incluidas algunas experiencias individuales espectaculares.
Un destino exclusivo en un centro exclusivo. Una redundancia que sienta bien, muy bien… como un traje italiano a medida.

You may also like...