Récord de casos atendidos en la Oficina de Violencia Doméstica en 2019.

Fueron 12.457 casos, un 7% más en relación a 2018. Es el volumen más alto desde la creación de esa oficina en 11 años.

La Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) reveló que durante 2019 trabajó en 12.457 casos, lo que representa un incremento de 7 por ciento en relación a las actuaciones de 2018 e implica el registro más alto desde su creación hace once años.

Además, el reporte apuntó que «las mujeres afectadas continúan superando en número a los hombres», con el 76 por ciento de los casos asistidos, especialmente las que tienen entre 18 y 59 años y señaló que entre los tipos de violencia que debió atender la psicológica estuvo presente en el 96% de las evaluaciones de riesgo; la física en el 52% y la simbólica en el 54%.

«Los equipos interdisciplinarios de la oficina, integrados por abogados, médicos, psicólogos y trabajadores sociales, elaboraron 12.457 informes que involucraron a 16.449 personas afectadas por hechos de violencia durante el año pasado», señaló un comunicado de la OVD.

El texto detalló que respondieron «un 12% más de consultas informativas en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires (4.861) y un 113% más extrajurisdiccionales» (202), además de trabajar en red con la Oficina de Atención a la Víctima de Violencia de Género de la Defensoría General de la Nación.

Los casos fueron derivados a la Justicia civil (99%) o penal (81%), a los servicios de asesoramiento jurídico (91%), a los servicios de salud (52%) y a la Dirección General de la Mujer (35%), detalló el relevamiento de la Corte que analizó las denuncias recibidas a lo largo del año pasado.

El perfil de las afectadas

El organismo describió que «las mujeres afectadas continúan superando en número y proporción a los varones en casi todos los grupos de edad», dado que entre las personas afectadas (16.450), 76% son mujeres y 24%, hombres.

Del total de víctimas, los dos grupos más afectados son las mujeres de entre 18 y 59 años, que representan el 54%, y las niñas, niños y adolescentes, de entre 0 y 17 años, que representan el 32%; por su parte, los varones mayores de 18 años son el 9 %.

Entre las personas afectadas jóvenes y adultas, el 40% no completó el nivel secundario; el 24% posee nivel secundario completo; el 17% cursa o cursó estudios superiores pero no los completó y 19% posee un título superior (terciario o universitario).

En tanto, entre las afectadas mayores, el 51% no completó el nivel secundario; 20% no posee nivel secundario completo; el 10% cursa o cursó estudios superiores pero no los completó y 19% posee un título superior (terciario/universitario); por último, el 1% no posee instrucción formal.

El perfil de los denunciados

Entre las personas denunciadas (13.153), el 77% son varones y 23% mujeres.

«Los varones denunciados superan en número y proporción a las mujeres en todos los grupos de edad», señaló el informe y destacó que «el grupo con más personas denunciadas es el de varones entre 22 y 49 años (60%)».

Los tipos de vínculo entre personas afectadas y denunciadas fueron principalmente de pareja (51%), filial (32%) y fraternal (3%), entre otros. Si se analiza el vínculo de pareja (que incluye cónyuges, convivientes, novias/os y ex parejas), el 88% de los denunciados fueron varones.

Con respecto al vínculo filial, en el 71% de los casos el agresor fue un varón.

En cuanto a los tipos de violencia, la psicológica estuvo presente en el 96% de las evaluaciones de riesgo de las personas afectadas; la física en el 52%; la simbólica en el 54%; la ambiental en el 31%; la económica y patrimonial en el 30%; la social en el 14%; y la sexual se registró en el 10%.

En referencia a las evaluaciones del riesgo, el 38% de los casos fue definido como altísimo y alto, el 51% como medio y moderado y el 11% como bajo.

En los casos de vínculo filial, el riesgo alto y altísimo fue el más observado (49%), mientras que el medio y moderado fue el mayoritario en los demás tipos de vínculos.

You may also like...